Diario Vasco

Huelva, 13 nov (EFE).- Un lince ibérico ha muerto atropellado en la autovía A-4, en el término municipal de Marmolejo (Jaén), con lo que se eleva a 14 el número de ejemplares atropellados este año en Andalucía.

Según ha informado hoy el proyecto Life+Iberlince, técnicos de la Junta adscritos a este programa recibieron ayer el aviso de la presencia de un cadáver de lince ibérico en el kilómetro 341 de la citada vía.

El animal ha sido trasladado al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre de la Junta de Andalucía (CAD), donde se le practicará la necropsia.

Este lince es el décimo cuarto que ha muerto atropellado en Andalucía durante 2017, todos en carreteras salvo el registrado a principios de octubre en Vilches (Jaén), un cachorro que falleció como consecuencia del impacto de un tren.

Los primeros atropellos de este año se registraron en enero: un macho adulto en la A-421, en Adamuz (Córdoba) y el segundo en el kilómetro 65 de la N-420, entre Montoro y Cardeña.

En abril técnicos del proyecto encontraron un cadáver en una vía entre Andújar y Bailén y unas semanas antes fue encontrado el cadáver de una hembra atropellada en la comarca de Guarrizas.

En julio fue encontrado muerto uno en Santa Elena (Jaén) y una semana después una hembra no radiomarcada en esta misma provincia, en el kilómetro 315 de la A-4.

En agosto perdieron la vida en las carreteras un ejemplar joven, en el kilómetro 1,5 de la carretera CO-3102, en Córdoba, y una hembra de dos años en la N-442, vía que une el núcleo costero de Mazagón con la ciudad de Huelva.

Otros dos linces murieron atropellados en septiembre: un macho radiomarcado en una carretera de Vilches (Jaén) y un cachorro hembra sin radiomarcar en la A-4, también en la provincia jiennense; y el último que lo hizo hace apenas 10 días en la N-420 a la altura de Azuel (Córdoba).

Por último, en octubre falleció en la A-316, una carretera de Mancha Real (Jaén), una hembra adulta radiomarcada de la población de Andújar.