Diario Vasco

Madrid, 13 nov (EFE).- El Real Madrid, con Keylor Navas y Mateo Kovacic al margen del resto de sus compañeros, regresó este lunes a los entrenamientos para preparar el derbi ante el Atlético que se disputará el próximo sábado en el estadio Wanda Metropolitano.

Tanto el portero costarricense como el centrocampista croata, siguen recuperándose de sus lesiones y, a falta de cinco días para el choque frente al conjunto rojiblanco, no estuvieron disponibles para el técnico Zinedine Zidane.

Su presencia en el primer derbi que acogerá el Wanda Metropolitano es dudosa, pero Zidane puede recuperar algún efectivo como Dani Carvajal, que hoy trabajó con normalidad junto a los pocos jugadores del primer equipo que estuvieron a las órdenes del entrenador francés.

La ausencia de casi toda la plantilla por los compromisos internacionales condicionó la vuelta al trabajo del cuadro madridista, que, aparte de Carvajal, sólo contó con otros cinco futbolistas de la primera plantilla: con Kiko Casilla, Theo Hernández, Marcos Llorente, Lucas Vázquez y Karim Benzema

Cristiano Ronaldo trabajó en el interior de las instalaciones de la Ciudad Deportiva de Valdebebas, mientras que Isco Alarcón se ausentó del entrenamiento con permiso del club para tener un día libre.

Gareth Bale tampoco se entrenó junto al resto de sus compañeros. El jugador galés afronta la recuperación de su nueva lesión, una rotura de fibras que le impedirá estar listo para el choque ante el Atlético de Madrid.

Zidane contó con varios jugadores del filial para completar el entrenamiento: Tejero, Manu Hernando, Dani Gómez, Cristo, Quezada, Franchu Feuillassier, Jaume, Óscar y Fidalgo, del Real Madrid Castilla, y Moha, del Juvenil A.