Diario Vasco

Bruselas, 13 nov (EFE).- La portavoz de Izquierda Unida (IU) en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, condenó hoy las sanciones a Venezuela aprobadas este lunes por el Consejo de la Unión Europea (UE) y consideró que aumentan la tensión en el país.

"En lugar de fomentar el diálogo y tratar de aportar calma y tranquilidad", la Unión Europea "está apostando por la confrontación y aumentar la tensión, poniéndose del lado de la oposición golpista", manifestó la política en un comunicado.

Para Albiol, las medidas "están diseñadas para seguir respaldando la estrategia de Estados Unidos y la derecha europea", que "pretende acabar con el Gobierno a toda costa, sin pasar por las urnas, por no seguir los dictados de Washington".

"El papel de la UE debería ser otro, debería ser el de propiciar el diálogo, respetar los resultados electorales y las salidas pacíficas, en lugar de meter más presión", subrayó.

También aprovechó para criticar a la UE por el "indecente doble rasero que aplica a las cuestiones de derechos humanos".

"Hoy van a por Venezuela y el pueblo venezolano, mientras que continúan haciendo la vista gorda con países como Arabia Saudí, Marruecos u otros países latinoamericanos donde las violaciones de derechos humanos importan menos porque los gobiernos son amigos", denunció la eurodiputada, quien también se refirió a "socios honoríficos" de Bruselas como Turquía e Israel.

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE), reunidos en un consejo, respaldaron hoy las sanciones a Venezuela, como un embargo de armas y de material que pueda utilizarse para la "represión interna", y un marco legal para imponer medidas selectivas contra los responsables.