Diario Vasco

(Agrega declaraciones de un diplomático en el párrafo 5 y 12)

Viena, 13 nov (EFE).- Irán ha cumplido en los pasados dos meses y medio con todas las exigencias del acuerdo nuclear pactado con seis grandes potencias en 2015, indicó hoy el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

Según un informe confidencial, emitido en Viena y al que tuvo acceso Efe, Irán mantiene sus inventarios de uranio enriquecido dentro de los límites de pureza y cantidad acordados, con lo que se busca garantizar que Teherán no desarrolle armas nuclear a corto plazo.

También las reservas iraníes de agua pesada, de la que se puede extraer plutonio -otra sustancia con posibles fines bélicos-, se mantienen por debajo de los umbrales máximos permitidos, certifican los inspectores del OIEA.

Hace un mes, el presidente de EE.UU., Donald Trump, amenazó con abandonar el acuerdo nuclear con Irán si no se corrigen sus "defectos" y dio al Congreso hasta el próximo 13 de diciembre para imponer nuevas sanciones a Teherán si lo considera necesario.

Un diplomático, conocedor del trabajo de verificación en Irán, destacó hoy ante la prensa en Viena que "el OIEA no tiene por el momento ninguna preocupación", aunque la fuente, que pidió el anonimato, matizó que "esto siempre puede cambiar".

En su informe de hoy, el OIEA asegura que sus inspectores siguen teniendo, como en los últimos meses, acceso a todas las instalaciones requeridas y han aplicado medidas electrónicas de vigilancia en los centros nucleares iraníes previstos en el acuerdo.

Este tratado, que entró en vigor en enero de 2016, limita distintas actividades atómicas de la República Islámica por un plazo de entre diez y 25 años.

A cambio, las potencias firmantes -Estados Unidos, Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania- levantaron sus sanciones comerciales, diplomáticas y nucleares contra Irán.

Ante las presiones ejercidas por Trump contra lo que califica "un mal acuerdo", el director general del OIEA, Yukiya Amano, re reunió la semana pasada en Estados Unidos con la embajadora norteamericana ante Naciones Unidas, Nikki Haley.

El director del OIEA insistió en que sus inspectores tienen todo lo que necesitan para vigilar el cumplimiento del acuerdo y calificó este tratado como "el régimen más fuerte de verificación nuclear".

Amano también estuvo en Teherán el pasado 29 de octubre para reunirse con la cúpula iraní y dar un nuevo respaldo al acuerdo.

Según explicó hoy el diplomático conocedor de la investigación, el OIEA dedica actualmente casi una cuarta parte de todas sus inspecciones realizadas a nivel mundial solo al caso de Irán.

Según los inspectores del OIEA, los depósitos de uranio enriquecido hasta un máximo del 3,67 % -sólo utilizables para fines civiles- ascendían el 5 de noviembre a 96,7 kilos, unos ocho kilos más que a finales de agosto.

Por otra parte, el informe del OIEA indica que las autoridades iraníes mantienen paralizadas las obras en Arak, donde Irán tenía previsto construir un reactor de agua pesada que podría producir plutonio, un material que se usa en bombas nucleares.

Con 114,4 toneladas el pasado 6 de noviembre, las reservas iraníes de agua pesada siguen estando por debajo de las 130 toneladas, como exige el acuerdo.

El texto del OIEA señala también que Teherán sigue permitiendo el uso de mecanismos de vigilancia a distancia y sellos electrónicos, así como el trabajo de los inspectores, incluidas las visitas por sorpresa a sus instalaciones.

El acuerdo busca limitar la capacidad y magnitud del programa atómico iraní para asegurar que no pueda desarrollar armas nucleares en menos de doce meses.

Ese plazo daría tiempo a la comunidad internacional a reaccionar si se detectaran actividades nucleares militares.

Pese al persistente cumplimiento de Irán, Trump considera que Teherán viola el "espíritu" del acuerdo al seguir adelante con ensayos y pruebas de misiles balísticos, lo que, sin embargo, no está regulado ni prohibido por este tratado.