Diario Vasco

Vitoria, 13 nov (EFECOM).- El Gobierno Vasco no va a "entrar en la pelea" de atraer a Euskadi a empresas que han sacado fuera de Cataluña su sede social por la situación política "convulsa" que vive esta comunidad porque considera que deben volver a sus lugares originales.

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Ejecutivo autonómico, Arantxa Tapia, ha comparecido hoy en el Parlamento de Vitoria para responder a una pregunta sobre la situación de las empresas en crisis en Euskadi.

La parlamentaria del PP Mari Carmen López de Ocariz, que ha sido la impulsora de la comparecencia, le ha interpelado sobre las razones por las que, salvo una, ninguna de las casi 2.000 empresas que han salido de Cataluña desde el 1 de octubre "ha mirado" al País Vasco como destino.

Tapia ha rechazado que Euskadi no sea suficientemente atractiva para los inversores y empresarios y ha dicho que en el último año el Gobierno autonómico ha trabajado en 49 proyectos, de los que once ya se han implantado, con una inversión de casi 40 millones de euros y 383 empleos.

Ha dicho que Cataluña "tiene que volver a recuperar" las empresas que han salido por la situación política "convulsa", por lo que no van a "jugar a que empresas se desubiquen" de esa comunidad.

"No vamos a estar en esa pelea", ha sentenciado Tapia quien ha deseado que las firmas que han salido de Cataluña vuelvan a reubicar sus sedes allí.

El consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, ya dijo a finales de octubre que el Gobierno Vasco no había hecho nada para atraer a alguna de estas empresas a Euskadi.