Diario Vasco

Madrid, 13 nov (EFE).- El Gobierno ha expresado hoy su profunda consternación por el terremoto en la frontera entre Irán e Irak y ha trasladado a ambos países su "solidaridad y aliento en tan difíciles momentos".

El Ejecutivo, en un comunicado difundido por el Ministerio de Asuntos Exteriores, afirma que ha recibido "con profunda consternación las noticias del terremoto de gran magnitud que ha afectado a la zona fronteriza entre Irak e Irán y que ha causado un número muy elevado de víctimas mortales y de heridos así como cuantiosos daños materiales".

Expresa sus condolencias a los familiares de los fallecidos por "la irreparable pérdida de sus seres queridos, sentimiento que hace extensible a los pueblos de Irán e Irak, hace votos para una pronta recuperación de los heridos y traslada a ambos países su solidaridad y aliento en tan difíciles momentos".

Según las últimas cifras oficiales, más de 400 personas han muerto y 6.700 han resultado heridas por el seísmo que ha devastado el oeste de Irán, y otros siete fallecidos y cerca de 200 heridos en Irak.