Diario Vasco

Madrid, 13 nov (EFECOM).-El Gobierno podrá denegar el cierre de una central eléctrica cuando tenga efectos desfavorables en los precios de la electricidad, en la competencia en el mercado eléctrico y en el cumplimiento de los objetivos en materia de planificación y de lucha contra el cambio climático.

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital ha enviado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) el real decreto que regulará el cierre de las centrales eléctricas, ha informado hoy el departamento que encabeza Álvaro Nadal.

A diferencia del régimen actual, que sólo tiene en cuenta la seguridad del suministro, en el futuro el ministerio tendrá también en cuenta el impacto del eventual cierre en el cumplimiento de los objetivos medioambientales y climáticos, en la evolución de los precios y en la competencia en el mercado eléctrico.