Diario Vasco

París, 13 nov (EFE).- El Gobierno francés acogió hoy con preocupación el desarrollo del programa de misiles balísticos de Irán, ya que "desestabiliza" Oriente Medio, y no descartó que se apliquen nuevas sanciones a las entidades implicadas.

"Francia está preocupada por el desarrollo del programa balístico iraní, no conforme a la resolución (de la ONU) 2231 y fuente de desestabilización de la región", dijo un portavoz del ministerio de Exteriores francés.

Las declaraciones coinciden con la divulgación de un informe confidencial, al que tuvo acceso Efe, en el que el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) asevera que Irán ha cumplido en los pasados dos meses y medio con todas las exigencias del acuerdo nuclear pactado con seis grandes potencias en 2015 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania).

Las pruebas de misiles balísticos de Irán podrían llevar a que la Unión Europea (UE) aplique "nuevas sanciones" contra las entidades iraníes implicadas, avisó el Ejecutivo francés.

No obstante, el Quai d'Orsay recordó que siguen comprometidos en una puesta en marcha "exigente" del acuerdo de compromisos nucleares iraníes incluidos en el JCPOA (Plan Integral de Acción Conjunta, por sus siglas en inglés).

"El diálogo político entre Francia e Irán es activo y permite abordar todos los temas, especialmente las cuestiones estratégicas y los desafíos regionales", señaló Exteriores.

De entre las potencias que firmaron el acuerdo, el Gobierno estadounidense de Donald Trump es el más crítico, pues considera que Teherán desestabiliza Oriente Medio y decidió que sea el Congreso estadounidense el que decida el próximo diciembre si vuelve a imponer sanciones a Irán.