Diario Vasco

Londres, 13 nov (EFE).- El búlgaro Grigor Dimitrov, número seis del mundo, se refirió a su primera victoria en las Finales ATP, conseguida tras derrotar al austríaco Dominic Thiem, como una experiencia que recordará "durante toda la vida".

"Nunca había estado ahí fuera, ahora puedo decir que la barrera se ha todo. Para mí, es una de esas nuevas experiencias que creo que voy a recordar durante toda mi vida", relató.

Dimitrov, que en su anterior enfrentamiento ante Thiem -este año en el Masters 1.000 de Madrid- desperdició cinco bolas de partido antes de caer derrotado, explicó que no pensó mucho en aquel encuentro, sino que recordó más el que le enfrentó a John Isner en el pasado Masters 1.000 de París -donde venció el estadounidense-.

"Para ser honesto, no pensé mucho en mi anterior cruce con Thiem, Pensé más en el partido ante Isner, porque era una situación similar. Era como: 'que no me pase otra vez'", comentó con una sonrisa el búlgaro.

Con este triunfo, Dimitrov se convirtió en el primer tenista de la historia de Bulgaria en conseguir una victoria en las Finales ATP.

"No solo es un gran logro para mí, sino también para el país, para Bulgaria. Es genial para mí mostrar que cualquier cosa es posible. Cruzas los limites sin importar de dónde eres. Todo depende de ti (...) Si trabajas duro, el cielo es el límite. Puedes soñar cada día. Yo soy un soñador", afirmó.

El pupilo de Daniel Vallverdu, que se encuentra en el mejor ránking de su carrera, señaló que "lo mejor aún está por venir" y que está "muy emocionado" por lo que le queda por delante.

"Hace tiempo tomé una decisión. Tenía que luchar contra mis demonios para encontrar el camino correcto que me diera la consistencia necesaria", comenzó.

"Creo que lo mejor está por venir. Estoy muy emocionado por lo que se presenta por delante. También estoy pensando en la temporada que viene e incluso en la pretemporada. Es una buena señal", finalizó el jugador de Haskovo (Bulgaria).