Diario Vasco

Sevilla, 13 oct (EFE).- El argentino del Sevilla Joaquín Correa cree que este parón liguero les ha servido para mejorar algunos aspectos y "corregir errores" y que el equipo, tras una "semana muy crítica" con tres derrotas del 14 al 21 de octubre, está "volviendo a retomar esa confianza", por lo que deben "seguir por este camino".

En una entrevista con los medios del club, el delantero de Juan Bautista Alberdi (Tucumán, Argentina) subrayó que, tras esas "malas actuaciones" ante Athletic de Bilbao (1-0), Spartak Moscú (5-1) y Valencia (4-0), el equipo volvió en las últimas citas "a ser el que era al principio, que ganaba los partidos de una u otra manera".

"Se ha visto buen juego y se hicieron las cosas bien", indicó el internacional argentino, que aseguró que si trabajan "todos juntos", como lo están "haciendo hasta ahora", van "a salir las cosas bien".

El 'Tucu' Correa, que llegó al Sevilla en el verano de 2016 procedente del Sampdoria italiano tras dar un año y medio antes el salto a Europa desde el Estudiantes de la Plata, dijo que ahora está recuperando "sensaciones" y "un poco el físico", tras superar la lesión muscular que sufrió el 28 de octubre frente al Leganés, y que está "con muchas ganas".

Debido a su juventud (23 años) y a la progresión que se espera de él, manifestó que está "acostumbrado" a esa presión porque "siempre" le "vienen exigiendo mucho" y cree que él ha "respondido".

"Estoy tranquilo por eso, confío en mí. Siempre se puede mejorar y dar más, pero estoy tranquilo en ese sentido. Mis sueños y mis cosas las tengo intactas, recién estoy arrancando y me queda mucho por aprender", afirmó.

Resaltó que el entrenador sevillista, su compatriota Eduardo Berizzo, le pide "estar al cien por cien" tanto a él como a todo el plantel y que el cuerpo técnico que dirige "tiene muchísima hambre, tal y como merece este club y lo que pide este escudo".

El delantero admitió que este año ha crecido la competencia en los puestos ofensivos con la llegada de Jesús Navas y Manuel Agudo 'Nolito', unos jugadores "de mucha experiencia, de muchos años en el fútbol".

"Yo trato siempre de ponerlo todo, pero ahora hay un plantel amplio, con jugadores de calidad, y trato de aprender de ellos. Siempre estoy atento a sus consejos y los miro mucho para aprender lo que tengo que aprender. Siempre es bueno que haya competencia con esos grandes jugadores para sacar el máximo de mí", recalcó.

También se refirió a los dos partidos que jugarán ahora en casa, contra el Celta en LaLiga y el Liverpool en la quinta jornada de la Liga de Campeones, y aseveró que deben de "salir a ganarlos", como aseguró que ya hicieron en Anfield, aunque al final empataron 2-2.

Añadió que, si ganasen al Celta, se volverían a "acomodar en la clasificación, con muchas posibilidades" y que "también es cuestión de confianza, algo clave para afrontar lo que queda de temporada".

Además, Correa se mostró ilusionado con poder jugar el Mundial de Rusia 2018 con la Albiceleste, con la que debutó el pasado junio frente a Brasil de la mano de Jorge Sampaoli, que ya le dirigió la pasada campaña en el Sevilla.

"Sampaoli me ha utilizado en varias posiciones, ya sea por dentro, por fuera o de nueve. Creo que confía en mí y voy a estar aquí en el club dándolo todo para que me pueda tener en cuenta para lo que queda", concluyó.