Diario Vasco

Barcelona, 13 nov (EFE).- Colonial ha lanzado una oferta pública de adquisición (opa) por la totalidad de la socimi (sociedad cotizada de inversión inmobiliaria) Axiare Patrimonio, de la que ya es su máximo accionista, a un precio por título de 18,50 euros, lo que supone valorar la compañía en 1.462 millones de euros.

Hay que tener en cuenta, no obstante, que Colonial controla actualmente algo más del 28 % de Axiare, por lo que la opa va dirigida sobre el 71,4 % del capital restante, de manera que, de cerrarse la operación, tendrá que desembolsar un máximo de 1.041 millones de euros.

La compra de Axiare convertirá a la también socimi Colonial en un nuevo gigante del sector inmobiliario español, al sumar 1.710 millones en valor a su actual cartera y alcanzar los 10.000 millones en valor de activos.

El precio de la oferta supone una prima del 13 % sobre la cotización de Axiare del pasado viernes, cuyos títulos cerraron a 16,36 euros.

Al cierre de jornada, la acción de Colonial ha cedido el 2,36 %, hasta los 7,52 euros, mientras que los títulos de Axiare se han revalorizado el 12,41 %, hasta los 18,39 euros, y se han colocado como los más alcistas del mercado continuo.

Colonial accedió hace algo más de un año al capital de Axiare con la compra del 15 % de las acciones de la compañía y hoy, poco antes de anunciar la opa, ha adquirido un 13,3 % adicional a antiguos accionistas de referencia, lo que incluye el 9 % de Pelham Capital, que hasta ahora era el segundo máximo accionista.

El precio por acción de esta adquisición ha sido de entre 18,25 y 18,50 euros.

Con esta adquisición, que prevé cerrarse en el primer semestre de 2018, Colonial, que actualmente cuenta con una cartera formada únicamente por edificios de oficinas, consolida su posicionamiento en el mercado de oficinas 'prime' de París, Barcelona y, especialmente, Madrid, donde Axiare concentra su negocio, con un 74 % de oficinas y un 77 % de su cartera.

"Esta operación continúa la trayectoria de crecimiento de Colonial y consolida su posición de liderazgo", ha destacado Juan José Brugera, que ha remarcado además la complementariedad de la ubicación y las características de la cartera de activos de ambas empresas.

El portafolio resultante de la adquisición alcanzará los 1,7 millones de metros cuadrados de superficie de explotación, a la que se sumarán 330.000 metros cuadrados en desarrollo.

Tras la operación, Colonial pasará a tener un 42 % de su cartera de activos en el mercado español, frente al 31 % actual.

La previsión de facturación por la unión de ambas carteras se sitúa en 350 millones de euros, en función del actual portafolio en comercialización, a lo que se sumarán ingresos derivados de "la potencialidad de generación de rentas futuras".

Estos proyectos están centrados en especial en el mercado de Madrid y permitirían elevar los ingresos por rentas previstos hasta los 470 millones de euros.

Colonial, que cotiza en el Ibex 35, asegura que cuenta con los fondos necesarios para atender la compra, que será hecha efectiva en su totalidad en metálico y garantizada mediante un aval bancario.

Precisamente, Colonial ha presentado hoy los resultados económicos de los nueve primeros meses del año, en los que ha logrado un beneficio de neto atribuido de 454 millones de euros, un 82 % más que en el mismo período de 2016, gracias al aumento del resultado recurrente, su cartera de activos y el impacto positivo de la conversión a socimi.

Colonial, que recientemente ha trasladado su sede social a Madrid por la situación política en Cataluña, cuenta actualmente con una cartera de oficinas 'prime' de más de un millón de metros cuadrados en Barcelona, Madrid y París y un valor de activos bajo gestión de más de 8.600 millones de euros.

El grupo dispone, además, de una cartera de proyectos de casi 140.000 metros cuadrados para crear nuevos espacios de trabajo en estas tres ciudades, y tiene previsto invertir unos 500 millones de euros este año en adquirir, rehabilitar y construir edificios de oficinas.

Axiare es una empresa joven, fundada en 2014, que se ha hecho un hueco entre las grandes firmas del sector y cuenta con una cartera valorada en unos 1.500 millones de euros, compuesta principalmente por oficinas, pero también por inmuebles logísticos y superficies comerciales.

La firma, que tiene su sede en Madrid y está presidida por Luis María Arredondo, dispone de una plantilla de una veintena de personas y alcanzó el pasado año un beneficio de 148,6 millones de euros.