Diario Vasco

Torrelavega (Cantabria), 13 nov (EFECOM).- El sindicato CCOO ha alcanzado un principio de acuerdo con la dirección del fabricante de neumáticos Bridgestone sobre el convenio colectivo, que tiene como objetivo poner fin a más de dos años de negociación el acuerdo laboral y que tendrá vigencia cuatro anualidades, entre 2016 y 2019.

Este acuerdo tiene un carácter extra estatutario y por ello será de aplicación exclusiva a los afiliados de CCOO en las distintas plantas del grupo en España, ya que se trata de convenio de eficacia limitada, porque no existe una mayoría sindical que permita un convenio de eficacia general.

No obstante, el sindicato explica en un comunicado que en el ánimo de CCOO no está la exclusión de nadie que forme parte de la plantilla y, por ello, se aplicará un procedimiento para que la afectación sea a todos los trabajadores, salvo que expresamente se manifieste no querer estar adherido.

CCOO señala que este preacuerdo, pendiente aún de ser revisado por los servicios jurídicos del sindicato, fue votado en el mes de junio entre los afiliados en todas las fábricas arrojando un resultado favorable en todas ellas.

Respecto a los contenidos, el sindicato asegura que incluye "importantes mejoras", entre ellas que la empresa abonará en concepto de atrasos por los años 2016 y 2017 un 0,75 % y un 1 %, respectivamente.

En 2018, se incrementarán las tablas salariales en un 3 %, a consecuencia de la consolidación de los anteriores años, más un 1,25 % que corresponde a ese ejercicio año.

Asimismo, en 2019, la empresa incrementará las tablas en un 1,50 %, aumentos que afectan a todos los conceptos salariales, incluidos pluses.

Además, se incluye que la antigüedad se reactivará a partir del 1 de enero de 2018 y la flexibilidad pasará a ser abonada al 100 % en el caso de la positiva y según la escala en el caso de la negativa.

Por otra parte, el acuerdo, según CCOO, incorpora un tratamiento "novedoso" de la flexibilidad que implica "una mejora del sistema actualmente establecido".

Así, la flexibilidad positiva podrá realizarse de manera fraccionada incrementando la jornada entre 10 y 20 minutos diarios, opción que en la práctica supone que no se aumentan los días de presencia en la fábrica, y tampoco se alteran los ciclos de descanso de los calendarios.

Además, la reducción de la temporalidad en el empleo que se crea en Bridgestone ha sido otro de los aspectos incluidos por CCOO, de forma que la empresa se ha comprometido a realizar un esfuerzo por reducir el personal eventual, convirtiendo parte del mismo en plantilla estable.