Diario Vasco

Bucarest, 13 nov (EFE).- La Fiscalía Anticorrupción de Rumanía (DNA) acusó hoy a Liviu Dragnea, jefe del gobernante Partido Socialdemócrata (PSD), de crear una organización criminal, abuso de poder y malversación de fondos europeos, en el tercer caso de corrupción en el que se ve envuelto.

La DNA sospecha que Dragnea, que es también presidente del Congreso rumano, se enriqueció con la gestión de las ayudas de la Unión Europea (UE) para proyectos de infraestructuras en el distrito de Teleorman en la época en que fue presidente de su Consejo Provincial, entre 2000 y 2012.

La Fiscalía rumana inició la investigación tras ser informada en septiembre de 2016 por la Oficina Europea de la Lucha contra el Fraude.

La DNA cree que Dragnea habría "obtenido directamente o a través de personas cercanas sumas de dinero, bienes o inmuebles, así como diversos servicios en interés personal, de la familia y de la formación política a la que pertenece".

A Dragnea se le acusa de haber creado una red criminal con empresarios locales que, sólo en 2009, le entregaron 550.000 euros a cambio de concederles fondos europeos.

Dragnea, que fue interrogado hoy por la Fiscalía, rechazó todas las acusaciones y afirmó que no piensa dimitir ni como jefe del Partido Socialdemócrata ni como presidente del Congreso.

Dragnea fue sentenciado en 2016 por fraude electoral a dos años de prisión sin cumplimiento, una condena que le impidió presentarse como candidato a primer ministro en las elecciones legislativas de diciembre pasado, que su formación ganó rozando la mayoría absoluta.

También está acusado de abuso de poder en otro caso de cobro de subvenciones a empleos inexistentes.