Diario Vasco

Copenhague, 13 oct (EFE).- El Gobierno sueco prolongó hoy seis meses los controles fronterizos introducidos en noviembre de 2015 en el sur del país apelando a la amenaza terrorista.

"Anoche notificamos a la Comisión Europea (CE) que Suecia tiene la intención de continuar con los controles fronterizos que tenemos en el sur, sobre todo en el área del estrecho del Sund y hacia Dinamarca", aseguró hoy el ministro de Justicia sueco, Morgan Johansson, en declaraciones a la agencia TT.

Johansson explicó la medida por la situación de seguridad en Europa, sin olvidar el atentado terrorista ocurrido en abril en Estocolmo, por lo que consideró "especialmente urgente" tener "control y conocimiento sobre quién entra en Suecia".

Suecia, el país que más solicitantes de asilo per cápita recibió en la Unión Europea (UE) en 2015 (163.000), restableció los controles temporales aleatorios en sus fronteras en noviembre de ese año, en pleno apogeo de la crisis de refugiados, al igual que otros países.

Tres meses después las autoridades suecas introdujeron una medida complementaria que obligaba a las compañías transportistas a aplicar controles de identidad a todos los viajeros que se desplazasen a Suecia en tren, autobús y en barco desde Dinamarca, de modo que quien careciera de documentos en regla no pudiera entrar al país.

Esa última medida fue eliminada en mayo pasado, aunque se mantuvieron los controles fronterizos, que se han ido renovando desde entonces, un instrumento excepcional que el reglamento de Schengen permite aplicar durante un máximo de dos años.

Alemania, Austria, Dinamarca, Francia y Noruega propusieron a la CE hace dos meses prolongar de dos a cuatro años los controles fronterizos excepcionales amparándose en la "amenaza terrorista".

La CE anunció a finales de septiembre que modificaría el Código de fronteras de Schengen para que los controles se puedan prolongar hasta un máximo de tres años, de forma excepcional, para afrontar amenazas de seguridad concretas de tipo terrorista o migratoria, entre otras.

El anuncio sueco llega después de que otros países como Dinamarca, Alemania y Noruega hayan también manifestado su intención de renovar los citados controles.