Diario Vasco

Seúl, 13 oct (EFECOM).- La Bolsa de Seúl cayó hoy lastrada por las ventas realizadas por inversores minoristas y extranjeros en una jornada marcada por la renuncia que anunció el vicepresidente de Samsung, lo que empañó la buena previsión de resultados de la empresa.

El indicador Kospi del mercado surcoreano cerró hoy con una caída de 1,14 puntos, un 0,05 por ciento, hasta situarse en los 2.473,62 puntos en una jornada en la que se movieron unos 5.930 millones de dólares.

El índice de valores tecnológicos Kosdaq bajó 3,46 puntos, un 0,52 por ciento, hasta las 663,08 unidades.

El Kospi abrió en positivo tras cerrar en la víspera en su segundo máximo histórico consecutivo.

Sin embargo, el anuncio del vicepresidente de Samsung Electronics, Kwon Oh-hyun, de que dejara la empresa en marzo enfrió los ánimos.

De este modo, los inversores foráneos y minoristas se deshicieron de unos 35.700 y unos 115.300 millones de wones (31 y 102 millones de dólares) en acciones del Kospi.

La salida de Kwon, el hombre que lidera de facto Samsung Electronics, plantea dudas sobre el rumbo inmediato de la compañía, la de mayor peso para el selectivo surcoreano.

Samsung Electronics cerró así la negociación con una caída del 1,46 por ciento, mientras el fabricante de chips SK Hynix, segundo valor de mayor peso en el parqué surcoreano, se dejó un 2,71 por ciento.