Diario Vasco

Ourense, 13 oct (EFE).- Quince incendios forestales azotan Galicia, en las provincias de Ourense, Lugo y Pontevedra, en un mes de octubre, con altas temperaturas, donde esta lacra ha vuelto a sacudir con vehemencia a esta tierra, muy rica en montes y pastos.

La Consellería de Medio Rural ha informado en su último parte de que en el Ayuntamiento orensano de Vilariño de Conso hay cuatro fuegos, uno de ellos, en San Cristovo, estabilizado, y que afecta a más de 50 hectáreas; mientras que los otros tres -Chaguazoso (400 hectáreas), Sabuguido (más de 50) y Castiñeira (30)- están activos.

En Manzaneda, dentro de la misma circunscripción, las llamas han arrasado 20 hectáreas en el lugar de Paradela, y en el municipio de Lobios, donde se ha visto una gran crudeza, un incendio controlado en este momento ha afectado a 650 hectáreas del parque natural Baixa Limia-Serra do Xurés, otro a 60 hectáreas del mismo recinto y un tercer foco en idéntica zona a 51 hectáreas. Los tres se encuentran bajo control.

En la localidad vecina de Chandrexa de Queixa, dos fuegos controlados han afectado a 33 y 20 hectáreas, respectivamente, y en Vilar de Barrio a 125.

Ya en la provincia de Lugo, en el Ayuntamiento de Folgoso do Courel, un fuego activo ha arrasado 150 hectáreas; otro en idéntica situación 55 hectáreas en Chantada; y en Cervantes hay otro incendio que ya se ha llevado por delante medio centenar de hectáreas y sigue sin estar controlado.

Por último, en Silleda (Pontevedra) las llamas han quemado más de cien hectáreas.