Diario Vasco

Sitges , 13 oct .- Ramón Masllorens, presidente de los Productores Audiovisuales Federados de Cataluña (PROA), ha manifestado hoy a Efe que su federación no regresará a la nacional FAPAE y que, por el contrario, hay "movimientos" que avanzan la creación de una "nueva FAPAE".

Masllorens, que presentaba en el marco del Festival de Cine de Sitges su nuevo plan para financiar el cine español, ha asegurado que esta propuesta de modelo nace con vocación de comprometer a otras grandes asociaciones de productores españoles.

PROA, que abandonó hace años la Federación Nacional de Productores, FAPAE, ha considerado que "quizá sea el momento" de hablar de nuevo para lograr mayores avances en esta materia.

"FAPAE ya se ha quitado de en medio ella sola", ha dicho Masllorens, al tiempo que conviene que "tiene que haber otra FAPAE, de hecho, me consta que hay movimientos para crear otra FAPAE".

En ese sentido, ha avanzado que PROA se plantea convocar a otras asociaciones afines, como AMA, la asociación madrileña (también fuera de FAPAE) con la que mantiene "buenas relaciones" para presentar este proyecto de cambio de modelo que afecta al ámbito nacional.

Masllorens ha asegurado que "no se dan las circunstancias" para volver a FAPAE, ni tienen la menor intención de regresar a la matriz.

Hoy, precisamente, se cumple el plazo para la presentación de candidaturas a las nuevas elecciones para presidir la entidad, que aún preside en funciones Ramón Colom, cuyo mandato al frente de la FAPAE concluye a final de año.

"Nosotros no podemos estar en FAPAE, preferimos trabajar nosotros a nivel estatal. No nos permitieron actuar del modo que nosotros queríamos y eso provocó nuestra salida. A día de hoy, no hay ningún cambio al respecto", ha dicho.

Para el máximo responsable de los productores audiovisuales catalanes, es "muy importante que el sector esté unido y que haya un sólo interlocutor para todas las voces. Somos de la opinión de que los platos sucios se limpian en casa", ha añadido en referencia a la última comparecencia pública del aún presidente de FAPAE, Ramón Colom.

Aunque aún no hay fecha para esa reunión, Masllorens quiere que ese encuentro tenga lugar en Barcelona, si bien el próximo Festival de Cine de Sevilla, que reunirá a gran parte de los "pesos pesados" de la industria, podría ser un buen momento para empezar a hablar, ha señalado.

En cuanto al modelo que propone PROA, la financiación del cine español pasaría por la creación de un nuevo fondo, que recibiría el nombre de Nacional Público de Apoyo al Sector Audiovisual (FASA), dotado con no menos de 158 millones de euros.

Gestionado por el Instituto del Cine (ICAA, se nutriría de cinco fuentes: del IVA que se recuperaría de las entradas, al pasar del 21 al 10 por ciento, de los Presupuestos Generales del Estado; de empresas difusoras privadas de ámbito nacional; de corporaciones de servicios bajo demanda, y del sector de la producción, en especial, los dedicados al cine comercial que da más beneficios.