Diario Vasco

Lisboa, 13 oct (EFE).- El Gobierno portugués volvió hoy a prolongar el período crítico de incendios forestales hasta el próximo 31 de octubre, debido a la escasez de precipitaciones que está prevista para este mes.

Ese periodo crítico suele concluir el 30 de septiembre y ya había sido extendido hasta el 15 de octubre por la falta de precipitaciones y la consecuente sequía. Ahora ha sido prolongado por segunda vez.

Debido a ello, está prohibido hacer hogueras y barbacoas en espacios públicos y no se permite fumar en espacios forestales o en las vías circundantes, entre otras restricciones.

El pasado fin de semana, marcado por las elevadas temperaturas y la falta de precipitaciones, Portugal sufrió una nueva ola de incendios que afectó especialmente al centro y al norte del país.

Los últimos datos del Instituto de Conservación de la Naturaleza y los Bosques luso apuntan a que los fuegos calcinaron 215.988 hectáreas forestales entre enero y septiembre de este año, lo que supone un 174 % más que la media de los últimos diez años.

El fuego más grave de este año se registró el pasado 17 de junio en el término municipal de Pedrógão Grande (centro del país), que dejó 64 muertos y más de 250 heridos.

En lo que va de año, la Policía Judicial (PJ) portuguesa ha detenido a cerca de un centenar de personas sospechosas de haber iniciado fuegos forestales.