Diario Vasco

Varsovia, 13 oct (EFE).- El Gobierno polaco informó hoy de que un historiador ruso que hasta ahora residía en Polonia ha sido expulsado del país por sus actividades "contrarias a los intereses nacionales".

El historiador, cuya identidad no ha trascendido, está acusado de mantener contactos con otros historiadores y periodistas polacos, entre los que promovía los puntos de vista de Moscú, erosionaba las relaciones polaco-ucranianas y desacreditaba a las autoridades polacas.

El profesor enseñaba en un centro de estudios de la localidad de Pultusk (centro de Polonia), y presumiblemente colabora con el Instituto Ruso de Estudios Estratégicos.

Por otro lado, el ministro de Defensa de Polonia, Antoni Macierewicz, informó de que las medidas de ciberseguridad polacas han logrado recientemente detener con éxito tres ataques originados en Rusia y advirtió de que las amenazas cibernéticas que llegan desde ese país "aumentan diariamente".

El titular de Defensa precisó en declaraciones a la cadena TVP que estos ataques tenían como objetivo principal empresas de Ucrania con sedes en otros países, incluida Polonia, donde se consiguió desactivar la amenaza.

Macierewicz recordó sus planes de crear una unidad especializada en ciberseguridad, un "ciberejército" para preparar al país ante escenarios de guerra cibernética.