Diario Vasco

Madrid, 13 oct (EFE).- La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) ha expresado su satisfacción por la decisión del Gobierno español de no acceder a la petición de extradición de Turquía que pesaba contra el periodista alemán de origen turco Dogan Akhanli.

En un comunicado, la PDLI ha pedido al gobierno español y a la comunidad internacional que actúen "con mayor firmeza ante las continuas vulneraciones de Derechos Humanos por parte de Turquía", país que, dice la Plataforma, "debe retomar la normalidad democrática y liberar a los periodistas, abogados, académicos, funcionarios y activistas que mantiene en prisión a causa de sus opiniones".

La Plataforma recuerda que siempre ha sostenido que la detención de Dogan Akhanli y la del sueco Hamza Yalçin -también reclamado por Turquía-, no estaba justificada y, "menos aún su extradición" y así lo ha documentado en informes y escritos presentados al Gobierno, a la Fiscalía General del Estado y a los grupos parlamentarios.

Ha lamentado que a pesar de que las acusaciones que pesaban sobre estos periodistas "carecían de fundamento y credibilidad y solo buscaban castigar su legítimo derecho de crítica, los dos escritores hayan estado privados de libertad.

En este sentido, la PDLI ha exigido que "se frene el empleo abusivo por parte de Turquía de las órdenes internacionales de detención, así como de las acusaciones de 'propaganda' o 'apoyo a grupos terroristas' como formas de reprimir la libertad de expresión".