Diario Vasco

Valencia, 13 oct (EFE).- La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha instado hoy a acometer "una reflexión colectiva" sobre las manifestaciones violentas, tanto físicas como verbales, producidas en diferentes actos del 9 d'Octubre en Valencia, como la Procesión Cívica de la Senyera por la mañana y la manifestación vespertina.

En la rueda de prensa posterior al pleno del Gobierno valenciano, Oltra ha dicho que espera que las personas violentas que agredieron y apalearon a algunas personas durante la manifestación de izquierdas y nacionalista "sean puestas a disposición judicial y respondan de sus actividades delictivas".

Oltra, quien habló ese mismo día con el delegado del Gobierno y le pidió que garantizara el derecho a manifestarse y a la reunión pacífica en Valencia, ha recordado que ir a una manifestación a pegarle a alguien por cuestiones ideológicas "es un delito" y sus autores deben "responder ante la justicia".

Sin embargo, ha indicado que más que impresionarle esas personas "con tatuajes amenazadores", violentas y con ideología de extrema derecha, le preocupa "mucho la gente con apariencia de normalidad" que acudió a la procesión cívica matinal con sus hijos a insultar a los políticos.

Ha afirmado que le estremecieron las imágenes de "niños aterrorizados" en brazos de sus padres, mientras éstos "te dicen del mal que te tienes que morir y, menos 'bonica', te dicen de todo".

"Esa es la manera en que se inocula el odio desde pequeños. Me preocupa, pero es difícil en ese contexto sentarse a razonar y decir: '¿Por qué me insulta, señora?, le va a dar algo. Sosiéguese, si no me conoce...'", ha señalado Oltra.

La vicepresidenta no cree que en Valencia haya "una espacial tolerancia al fascismo" y cree que todo esto "se cura con respeto y cultura democrática" y que los partidos políticos "tienen una responsabilidad de no alentar este tipo de manifestaciones agresivas y violentas".

"No debería haber sitio para gente que se manifiesta violentamente, no solo porque coge un bate de béisbol y comienza a dar golpes sino también en la violencia verbal, el insulto, la falta de respeto a los otros", ha manifestado.

A su juicio se puede no estar de acuerdo con un gobernante, pero "para eso están el Parlamento, el debate y la palabra", y ha rechazado "ponerse con la bandera de un partido a insultar" a los gobernantes con cuestiones que "no tienen que ver con tu gestión".

"Si eres guapa o fea no tiene que ver con nuestra gestión o si eres flaca o no", ha advertido Oltra, quien ha pedido "una reflexión colectiva" sobre este asunto y ha preguntado si es en eso en lo que se quiere convertir el Día de la Comunitat Valenciana.

Sobre la vinculación de algunos agresores de la manifestación con un equipo concreto de fútbol, la vicepresidenta ha afirmado que estas personas "no representan a las aficiones del fútbol", cuya mayoría, ha dicho para incluirse en ella, es "gente de paz", ni a los clubes, que han hecho un esfuerzo "muy loable" para que estas personas "no estén en los campos".