Diario Vasco

Ginebra, 13 oct (EFE).- Nigeria iniciará la próxima semana el procesamiento de unos 2.300 acusados de pertenecer al grupo yihadista Boko Haram, algunos de los cuales se encuentran en prisión preventiva desde 2009, dijo hoy la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

La organización indicó que, ante el volumen de los casos, teme que no se respeten los principios del debido proceso, lo que podría resultar en negar a los acusados el derecho a un juicio justo y a una defensa efectiva.

Todos los implicados serán juzgado de acuerdo a la legislación antiterrorista, sea de forma individual o en grupo, dependiendo de los crímenes que se les imputa.

Los juicios estarán a cargo de un tribunal civil que funcionará dentro de una base militar y de un centro de detención, y se desarrollarán en privado.

La ONU cuestionó esa decisión recordando que el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, del que Nigeria forma parte, establece que los juicios deben ser públicos, a menos que por razones excepcionales se decida lo contrario.

Ni siquiera los miembros de la Comisión Nacional de Derechos Humanos están autorizados a asistir y supervisar la marcha del proceso.

"Cualquier restricción de la naturaleza pública de un juicio, incluso por razones de seguridad nacional, debe ser necesaria y proporcionada, y establecida caso por caso", explicó la ONU.