Diario Vasco

El Cairo, 13 oct (EFE).- Miles de combatientes armados de las tropas kurdas peshmergas han sido desplegados en la provincia de Kirkuk para "defender a toda costa" la disputada área de los posibles ataques de las fuerzas iraquíes y milicias chiíes, aseguró hoy una fuente del Gobierno de la región del Kurdistán iraquí.

"Miles de unidades de peshmergas armados se encuentran ahora en sus posiciones alrededor de Kirkuk. Su orden es defenderla a cualquier precio", dijo en un tuit Hemin Hawrani, asesor del presidente kurdo, Masud Barzani.

Asimismo, apeló a la comunidad internacional a intervenir y llamó al primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, a ordenar a las milicias chiíes Multitud Popular que se retiren, "si él puede hacerlo o si ellos le escuchan".

Por su parte, el vicepresidente kurdo, Kosrat Rasul, aseguró al medio kurdo Rudaw que han desplegado desde anoche al menos 6.000 combatientes kurdos en la provincia rica en petróleo de Kirkuk, con el objetivo de hacer frente a lo que él tildó de "amenazas" de las fuerzas iraquíes a los territorios ocupados por el Kurdistán.

No obstante, en esta escalada de tensión, Al Abadi aseguró ayer que no iba a hacer uso de la fuerza militar.

"No vamos a usar nuestro ejército contra nuestro pueblo y no lanzaremos una guerra contra los ciudadanos kurdos. Nuestro deber es mantener la unidad del país y aplicar la Constitución y proteger a los ciudadanos y las riquezas nacionales", dijo el titular iraquí.

El Consejo de Seguridad del Gobierno kurdo advirtió hoy de que las fuerzas iraquíes tienen la intención de tomar el control de los campos de crudo ubicados al sur de la localidad disputada de Kirkuk.

Esas zonas disputadas entre Erbil -capital del Kurdistán- y Bagdad, entre las que está la ciudad de Kirkuk y alrededores, así como Diyala, Saladino y zonas de la provincia de Nínive, están ocupadas por las tropas kurdas desde que expulsaron al EI en 2014, aunque administrativamente pertenecen a Bagdad.

Kirkuk, ciudad rica en petróleo, es el principal centro de las tensiones entre ambos Gobiernos, y por el momento, Bagdad ha anunciado su intención de administrar la extracción de crudo de los pozos de esa provincia.