Diario Vasco

Pekín, 13 oct (EFECOM).- La mayor demanda interna y también de los principales socios comerciales de China impulsó el crecimiento del comercio exterior de la segunda economía mundial en septiembre, mes en que sus exportaciones subieron un 9 % y sus importaciones avanzaron un 19,5 %.

Pese al enfriamiento de los precios, las exportaciones aumentaron 2,1 puntos porcentuales más que en agosto y ascendieron en septiembre hasta 1,32 billones de yuanes (200.000 millones de dólares, 169.000 millones de euros).

Las importaciones fueron en el mes de septiembre de 1,13 billones de yuanes (171.000 millones de dólares, 145.000 millones de euros), y su ascenso fue 5,1 puntos mayor que el de agosto, cuando el crecimiento interanual había sido del 14,4 por ciento.

"La fuerte demanda exterior ha seguido impulsando la actividad manufacturera en China, pero además la demanda interna se mantiene", destacó en una primera valoración de las cifras el economista Julian Evans-Pritchard, de la firma de análisis Capital Economics, en una nota a clientes.

En el noveno mes del año el superávit comercial de la segunda economía mundial ascendió a 193.000 millones de yuanes (29.300 millones de dólares, 24.700 millones de euros), un descenso interanual del 28 por ciento.

La recuperación económica de socios comerciales como Estados Unidos o la Unión Europea explica la mayor demanda externa y las buenas cifras comerciales para la segunda economía mundial, aunque Evans-Pritchard también alertó que en octubre podría haber un retroceso, debido a factores estacionales.

"Hubo más días laborables el pasado mes que en 2016 (ya que este año el Festival del Medio Otoño cayó en octubre pero el pasado ejercicio fue en septiembre), lo que distorsiona la comparación interanual y permite esperar que se revierta parcialmente" cuando se publiquen las cifras del actual mes, señaló.

En el acumulado de los nueve primeros meses del año las exportaciones registraron un incremento del 12,4 por ciento con respecto al mismo periodo del pasado ejercicio, las importaciones ascendieron un 22,3 por ciento y el volumen comercial subió un 16,6 por ciento, siempre según las aduanas chinas.

En cifras absolutas, las ventas al exterior en los tres primeros trimestres del año ascendieron a 11,16 billones de yuanes (1,69 billones de dólares, 1,43 billones de euros) y las importaciones a 9,13 billones de yuanes (1,38 billones de dólares, 1,17 billones de euros).

El superávit comercial entre enero y septiembre ascendió a 2,03 billones de yuanes (308.000 millones de dólares, 260.000 millones de euros), un descenso interanual del 17,7 por ciento.