Diario Vasco

Panamá, 13 oct (EFE).- La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Panamá declaró hoy en "rebeldía" al expresidente Ricardo Martinelli, preso en Estados Unidos y a la espera de su extradición, porque no se presentó a una audiencia de imputación en un caso por supuesto otorgamiento irregular de indultos al final de su mandato.

El juez de Garantías del caso, el magistrado y presidente de la CSJ, José Ayú Prado, aceptó la petición del fiscal, Abel Zambrano, de declarar a Martinelli en rebeldía y rechazó la petición de la defensa de dictar la prescripción del caso.

Además, Ayú Prado "se inhibió de ordenar la detención" de Martinelli "y elevó esta solicitud al pleno" de la Corte, "e instruyó a la oficina judicial a informar al magistrado vicepresidente de la CSJ de esta decisión", informó el Órgano Judicial.

Martinelli, que presidió Panamá entre 2009 y 2014, ya fue declarado en rebeldía por la misma corte en diciembre de 2015 al no acudir a una audiencia de imputación por un caso de escuchas ilegales, el mismo que lo mantiene en prisión en Estados Unidos.

El portavoz del exmandatario, Luis Eduardo Camacho, tras conocer la decisión del juez, indicó a Efe que este negó la solicitud de la defensa de que se estudiara la prescripción del caso.

Camacho sostuvo que la decisión del magistrado de garantías viola las normativas procesales panameñas y no establece un momento preciso para plantear una prescripción de los supuestos hechos que se están investigando.

Además, consideró "absurdo" la sustentación de plantear la declaración de rebeldía, en base que el artículo 158 del Código Procesal Penal establece que para ser declarado bajo esa condición la persona debe estar imputada.

El precedente se basa en que Martinelli estaba citado para una audiencia el 10 de mayo, fecha en la que aún no estaba detenido por las autoridades norteamericanas.

El representante del exmandatario agregó que esa medida se planteó para ejecutar una orden de detención con fines de extradición, proceso que ahora debe determinar el Pleno de la Corte Suprema de Justicia.

El abogado de Ricardo Martinelli, Sidney Sittón, indicó que el magistrado ha ordenado que sea el pleno de la Corte de Justicia el que defina si se le declara o no en rebeldía.

El 3 de julio de 2015, la Corte Suprema admitió este caso contra Martinelli que forma parte de casi una decena de causas abiertas al exgobernante por supuesta corrupción.

La causa, referente a unos 350 indultos, que fueron negados y revocados por el Gobierno de Juan Carlos Varela, sucesor de Martinelli, fue remitida al pleno de la Corte Suprema por la Procuraduría General de la Nación (PGN-Fiscalía).

En agosto de 2014, el Ejecutivo de Varela declaró nulos y revocó mediante decreto los indultos y remitió copia del documento a la Procuraduría General para "determinar la responsabilidad disciplinaria, penal o patrimonial en que puedan haber incurrido los funcionarios" que los expidieron.

Por este caso, el 8 de abril de 2015, el Tribunal Electoral levantó el fuero electoral a Martinelli, diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen).