Diario Vasco

Budapest, 13 oct (EFE).- El Gobierno húngaro anunció hoy que prolongará un año más el plazo dado a los centros extranjeros para adaptarse a la ley aprobada el pasado abril y que pone en peligro la permanencia en Budapest de la Universidad Centroeuropea (CEU), fundada por el magnate estadounidense George Soros.

El ministro de Justicia húngaro, László Trócsányi, explicó hoy que se amplia hasta el 1 de enero de 2019 el plazo dado para cumplir una norma que exige que los institutos académicos financiados desde el extranjero tengan una sede y programas de estudio en el país de origen.

La ley, conocida como lex CEU porque sólo afecta a este centro, ha sido criticada por la Unión Europea y la Comisión Europea ha abierto incluso un proceso de infracción contra Hungría.

Muchos analistas han visto en esta norma un ataque directo del primer ministro húngaro, el nacionalista Viktor Orbán, contra Soros, elevado por el Gobierno de Budapest a la categoría de enemigo público número uno.

El pasado 4 de octubre la CEU anunció que ha firmado un memorando de entendimiento con el Bard College de Nueva York para poder desarrollar en este centro actividades educativas, con lo que, de confirmarse ese acuerdo y aceptarlo el Gobierno húngaro, se adaptaría a la legislación.