Diario Vasco

Nueva York, 13 oct (EFE).- El vicepresidente de la Reserva Federal, Stanley Fischer, dijo hoy antes de dejar su cargo en el banco central que la desregulación financiera que pretende impulsar la Casa Blanca es un "gran error".

"Creo que hay lecciones a partir de lo que nos ha pasado", afirmó Fischer en una entrevista con el canal financiero CNBC desde Washington, donde asiste a las conferencias del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anticipado que entre sus principales propuestas económicas se encuentra una reforma del sistema financiero para eliminar lo que piensa son demasiadas regulaciones del sector.

Fischer, que precisamente hoy termina sus funciones como vicepresidente de la Fed, según anunció en septiembre pasado, resaltó la necesidad de que el sector "mantenga una buena salud" y no adopte riesgos "de ninguna magnitud".

"Cuando llegas a una crisis financiera de gran escala te arriesgas a un largo período de lento crecimiento y eso no es una buena idea", agregó. "Estoy preocupado por este tema", insistió Fischer.

La pasada administración estadounidense, encabezada por Barack Obama, impulsó una serie de regulaciones financieras para evitar crisis como la que estalló en 2008, a la vez que reforzó la vigilancia en el sector.

Por otra parte, Fischer dijo que Trump debería confirmar en su cargo a la presidenta de la Fed, Janet Yellen, cuyo mandato expira en febrero.

Fischer destacó la gestión que viene realizando Yellen desde que asumió la presidencia del banco central, en 2014, y, entre otras cosas, ensalzó de ella la facilidad que tiene para "persuadir sobre lo que está haciendo".