Diario Vasco

Rabat, 13 oct (EFE).- Un joven marroquí de 22 años ha sido detenido por haber entrado en contacto con seis adolescentes vía Facebook y Whatsapp, haberlos engañado para que abandonaran sus domicilios en Casablanca y haberlos conducido hasta Tánger, donde planeaba enviarlos ilegalmente a Europa.

Un comunicado de la Dirección General de Seguridad Nacional (DGSN) señaló hoy que su investigación, que llevó al arresto de esa persona, empezó cuando familiares de los niños, de entre 13 y 16 años, pidieron ayuda de la policía para recuperar sus hijos que habían abandonado sus domicilios.

Las denuncias coincidieron en que los adolescentes, antes de abandonar sus casas para emigrar de forma clandestina, habían entrado en contacto con un desconocido, vía Facebook y Whatsapp, y durante sus conversaciones que mantuvo con ellos les incitó "a emigrar".

El comunicado policial añade que, en base de esas informaciones, los servicios de seguridad llegaron a identificar a esa persona y a detenerla, sin que hasta ahora se sepa la contrapartida que quiso sacar a cambio de sus gestiones ni el señuelo utilizado para atraer a los niños.

Asimismo, la policía consiguió localizar a los seis niños en la ciudad norteña de Tánger y les ayudó a volver a casa con sus familias.

La nota de la DGSN subraya que el detenido fue puesto en detención preventiva, bajo la supervisión de la Fiscalía, por su supuesta implicación en estafa y la organización de emigración ilegal, mientras continúan las investigaciones para aclarar todas las circunstancias de este suceso.