Diario Vasco

San Sebastián, 13 oct (EFE).- El colectivo de víctimas del terrorismo Covite ha criticado la ausencia hoy del lehendakari, Iñigo Urkullu, y del alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, en el homenaje al ertzaina asesinado por ETA Txema Agirre.

Los ha acusado de poner de manifiesto "su doble rasero" por permitir, por el contrario, los homenajes que se rinden "a etarras en las calles".

El acto se ha celebrado este mediodía con motivo vigésimo aniversario del asesinato de Agirre, al que miembros de ETA dispararon un tiro en la espalda cuando el agente los interceptó con unas falsos maceteros con lanzagranadas que iban a colocar en las inmediaciones del museo Guggenheim, a cuatro días de su inauguración.

Covite censura que el lehendakari y el alcalde bilbaíno asistieran anoche a los actos festivos del aniversario del Guggenheim y, sin embargo, hayan "evitado" este homenaje, organizado por los sindicatos Erne y ELA de la Ertzaintza.

Recuerda que "la heroica actuación" del ertzaina frustró el atentado que ETA pretendía perpetrar el día de la inauguración del Guggenheim, a la que acudieron los Reyes, un hecho por el que "en cualquier otro país Txema Agirre sería un héroe al que las autoridades rendirían los más elevados homenajes".

"Sin embargo, en su ciudad, ni el alcalde ni el lehendakari se han dignado a mostrarle sus respetos en una fecha tan señalada como el veinte aniversario de su asesinato", lamenta Covite.

Esta asociación se ha referido también a "la falta de implicación" del Guggenheim, que "no ha tenido en cuenta" que la actuación de Agirre fue clave para que la historia del museo no comenzara con un baño de sangre ante sus puertas".

"El compromiso para mantener la memoria del terrorismo requiere la implicación de todos", añade Covite, que se ha solidarizado con la familia y con organizadores del homenaje y que ha mostrado su "comprensión" ante las quejas de éstos por la ausencia institucional.