Diario Vasco

(Actualiza con votación de la cuestión de confianza)

Lima, 13 oct (EFE).- El Congreso de Perú, dominado con mayoría absoluta por el opositor partido fujimorista Fuerza Popular, otorgó hoy la confianza al nuevo Consejo de Ministros que lidera la primera ministra Mercedes Aráoz.

Tras un debate de más de doce horas, el doble de lo previsto, que culminó pasada la una de la madrugada, el nuevo gabinete obtuvo la investidura con una cuestión de confianza que tuvo 88 votos a favor y 17 en contra.

Era casi improbable que el Gobierno perdiera la votación, pues si sucedía, el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, quedaba facultado para disolver el Congreso y convocar nuevas elecciones legislativas, dado que su anterior Consejo de Ministros, presidido por el economista Fernando Zavala, ya fue vetado por el parlamento.

Al terminar la sesión, Aráoz valoró que el debate fue "un ejercicio democrático, alturado y respetuoso", e invitó a los congresistas a mantener ese clima de cordialidad y colaboración en el que se reconocen las convergencias y divergencias que puedan mantener las diferentes partes.

Los fujimoristas dieron su visto bueno al gabinete de Aráoz porque, entre otros motivos, ya no está Marilú Martens en la cartera de Educación, contra quien promovieron una moción de censura que el gabinete de Zavala quiso evitar en septiembre con una cuestión de confianza que terminó perdiendo.

Tampoco está en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos María Soledad Pérez Tello, quien era una clara opositora a un eventual indulto al encarcelado expresidente Alberto Fujimori.

Los congresistas del liberal Partido Aprista Peruano (PAP) y los del centrista Acción Popular ya habían adelantado a mitad de sesión que votarían a favor de la investidura del nuevo Consejo de Ministros, mientras que los izquierdistas del Frente Amplio y del Nuevo Perú avanzaron que no darían su confianza.

Entre las reticencias de los izquierdistas está la posibilidad de que este nuevo gabinete tramite con Kuczynski el indulto a Fujimori, además de mantener desavenencias en el reparto del presupuesto del próximo año.

No obstante, el nuevo ministro peruano de Justicia y Derechos Humanos, Enrique Mendoza, aseguró tras acompañar a Aráoz en su presentación que, para poder evaluar un indulto a Fujimori, primero hace falta una solicitud formal del mismo exmandatario o de sus familiares, y hasta ahora no la hay.

Durante su presentación con la que comenzó la sesión, Aráoz anunció que en los próximos días pedirá facultades al parlamento para que su Consejo de Ministros pueda legislar en materia económica y social.

En su discurso, que se prolongó durante más de hora y media, la primera ministra mantuvo la proyección de que el producto interior bruto (PIB) crezca un 4 % en 2018.

También reiteró la promesa hecha por Kuczynski cuando inició su mandato en julio de 2016 de eliminar la pobreza extrema y reducir la pobreza total a un 15 % en el 2021, cuando se celebrará el bicentenario de la independencia del país.

Asimismo, garantizó el cumplimiento de la subida del salario mínimo a los profesores hasta 2.000 soles (unos 615 dólares), compromiso alcanzado para levantar una huelga nacional de profesores por la que el fujimorismo pretendió censurar a la anterior ministra de Educación.

La primera ministra compareció en esta sesión de investidura tras haberse reunido previamente con los siete grupos parlamentarios que componen el Congreso peruano, a fin de acercar posiciones y garantizarse una votación favorable, como la que finalmente tuvo.

Aráoz asumió el cargo el pasado 18 de septiembre, en reemplazo del economista Fernando Zavala, quien debió dejar su puesto después de que el Congreso no le ratificara la confianza.