Diario Vasco

Bruselas, 13 oct (EFE).- La Comisión Europea (CE) ha aprobado la adquisición de la empresa alemana de componentes de automóvil FTE por la firma francesa Valeo, del mismo sector, con la condición de que esta última venda su negocio de accionadores hidráulicos pasivos a la italiana Raicam, indicó hoy el Ejecutivo comunitario.

En un comunicado, Bruselas subrayó que evaluó el impacto de la operación en mercados donde se produce un solapamiento de las actividades de las dos compañías, sobre todo, en el suministro de módulos de accionadores hidráulicos pasivos y sus componentes individuales.

Los accionadores hidráulicos pasivos son componentes "esenciales" de los sistemas de embrague de los vehículos, recordó la Comisión.

La investigación comunitaria certificó que la compra, tal y como fue notificada originalmente, generaba conflictos de competencia en el suministro de los accionadores y los componentes para vehículos ligeros a fabricantes de equipamiento en el Espacio Económico Europeo (EEE).

La CE también veía problemas en el abastecimiento de cilindros receptores concéntricos para vehículos ligeros en el mercado independiente de repuestos en Croacia, Grecia, Hungría, Letonia, Eslovenia y el Reino Unido.

Según Bruselas, los conflictos se deben a factores como la "muy alta cuota de mercado" de las entidades fusionadas en esos territorios o las dificultades de los consumidores para recurrir a otros proveedores.

Frente a las preocupaciones del Ejecutivo comunitario, Valeo propuso vender todo su negocio de accionadores hidráulicos, con la excepción de las actividades en Corea del Sur.

Así, Valeo planteó traspasar a Raicam sus actividades de desarrollo, producción y abastecimiento en Mondovi (Italia), una planta en Gemlink (Turquía), así como los negocios de producción y suministro de China e India.

Para la Comisión Europea, esa solución responde a sus preocupaciones de competencia.