Diario Vasco

Los Ángeles, 13 oct (EFE).- Las acusaciones de violaciones y abuso sexual contra el productor Harvey Weinstein no dejan de aumentar mientras se descubren otros casos similares y la suspensión temporal de la cuenta en Twitter de Rose McGowan, una de las afectadas, ha provocado un boicot femenino a la red social.

Bajo la etiqueta #WomenBoycottTwitter se han multiplicado en las últimas horas los mensajes de protesta por el cierre de la cuenta de Twitter, que la actriz atribuye a un mensaje contra Ben Affleck en el contexto del caso Weinstein.

"Ben Affleck que te den por culo", fue el mensaje que McGowan tuiteó tras asegurar que el actor conocía el comportamiento de Weinstein. Y aseguró que fue la razón de la suspensión de doce horas de su cuenta, mientras que Twitter dijo que se debía a que la actriz había publicado un número de teléfono privado, algo prohibido por sus normas de funcionamiento.

El problema con Twitter ha provocado un llamamiento a no usar la red durante este viernes, aunque la etiqueta también se está utilizando como una forma de crítica contra el caso de Weinstein y otros que se están empezando a conocer.

Como el del presidente de Amazon Studios, Roy Price, que ha sido suspendido tras las revelaciones de acoso sexual que han surgido en su contra.

Aunque las acusaciones más numerosas son contra Weinstein. McGowan va dando más detalles del acoso y violación que sufrió por parte del productor, al igual que la actriz italiana Ambra Battilana Gutierrez, según publica el diario La Repubblica.

Y la británica Kate Beckinsale asegura en su cuenta de Instagram que sufrió los avances de Weinstein cuando ella tenía solo 17 años y le pidió que subiera a su habitación del hotel Savoy de Londres.

"Abrió la puerta con el albornoz. Yo era increíblemente inocente y joven y no se me pasó por la cabeza que ese hombre mayor y sin atractivo pudiera esperar que tuviera algún tipo de interés sexual en él", dijo.

La protagonista de la saga "Underworld" pudo irse ilesa y rechazó posteriormente muchas ofertas de trabajar con Weinstein, que la llegó a gritar y amenazar, lo que perjudicó su carrera. "Vamos a parar de permitir que nuestras jóvenes sea carne de cañón sexual y vamos a recordar que Harvey es un símbolo de un sistema que está enfermo", agrega Beckinsale.

La veterana actriz Tippi Hendren también ha recordado en su cuenta de Twitter el acoso al que fue sometida por Alfred Hitchcock, pero no solo por él.

"Tuve que enfrentarme al acoso sexual todo el tiempo durante mi carrera como modelo y actriz. Hitchcock no fue el primero (...) Ha costado 50 años, pero ya es el momento de que las mujeres comiencen a levantarse como están haciendo en el caso Weinstein. Bien por ellas!", dijo la protagonista de "The Birds" ("Los pájaros").

Mientras, la británica Emma Thompson aseguró que el acoso sexual en la industria del cine es "endémico" y no un caso aislado. En un avance de una entrevista que la BBC emitirá esta noche, la actriz señaló que hay que empezar a hablar contra este "sistema de acoso, menosprecio, abusos e intromisión".

Y también ha habido reacciones de cineastas como Quentin Tarantino, que se ha mostrado "anonadado y desolado" sobre las revelaciones sobre Weinstein, su amigo desde hace 25 años.

"Necesito unos cuantos días más para procesar mi dolor, mis emociones, mi cólera y mis recuerdos y entonces hablare públicamente sobre ello", afirmó Tarantino en una breve declaración publicada en Twitter por su amiga Amber Tamblyn.