Diario Vasco

Alicante, 13 oct (EFE).- El Ayuntamiento de Santa Pola (Alicante), municipio donde residen los padres del capitán Borja Aybar, fallecido ayer cuando el Eurofighter que pilotaba se estrelló al regresar de los actos de la Fiesta Nacional, tiene las banderas de la Casa Consistorial a media asta en señal de duelo y respeto.

En un comunicado, el Consistorio de Santa Pola, "ante el lamentable y desgraciado suceso ocurrido" este 12 de octubre, "desea trasladar su más sentido pésame a la familia" del piloto, "en especial a su viuda e hijo".

"Que estas palabras sirvan como muestra de nuestro apoyo incondicional a la familia y amigos en estos momentos tan dolorosos, y a todos aquellos que compartieron con Borja algún momento de su vida en nuestro municipio, haciendo mención especial a sus padres, vecinos de nuestro pueblo, queridos por todos", señala el texto.

La corporación municipal de Santa Pola, "en señal de duelo y respeto", mantendrá las banderas de la Casa Consistorial a media asta en la jornada de hoy, día en que se celebra el funeral por el capitán Borja Aybar, de 34 años y natural de Puertollano (Ciudad Real), en Albacete.

La alcaldesa de la localidad, Yolanda Seva, en nombre y representación de la corporación municipal, ha trasladado su pésame a la familia y a la Base del Ejército del Aire de Albacete donde el capitán ejercía su labor como militar, así como al Ministerio de Defensa.

Del mismo modo, el ayuntamiento ha manifestado que "queda a disposición para la participación en cualquier acto institucional que se realice en honor a la memoria del piloto fallecido", y ha querido "volver a hacer patente su más sincero pésame a la familia y amigos del joven piloto fallecido en el ejercicio de sus funciones".