Diario Vasco

Ávila, 13 oct (EFE).- El Centro de Exposiciones y Congresos "Lienzo Norte", de Ávila, acoge hasta el 7 de enero la exposición más variada y contemporánea que la Colección Bassat ha realizado hasta el momento, con obras de finales del siglo XX y lo que va de XXI que en la mayoría de los casos no han sido vistas en público.

La muestra, integrada por 114 obras de 41 artistas, forma parte del programa de actos del primer Año Jubilar Teresiano y será inaugurada oficialmente esta tarde, aunque previamente ha sido presentada a los periodistas por Luis Bassat.

Tras mostrarse "orgulloso y honrado" de que estas 87 pinturas y 27 esculturas puedan verse durante los próximos tres meses en Ávila, ha elogiado el espacio elegido, ya que en su opinión sus obras "nunca las había visto tan bien presentadas".

"Los veo pequeños", ha comentado con humor Bassat acerca de algunos de los cuadros que pueden contemplarse en las amplias galerías del "Lienzo Norte".

Se trata de 114 obras realizadas entre los años 1971 y 2017, muchas de las cuales "es la primera vez que se muestran en público", tal y como ha reconocido el responsable de la colección, quien ha recordado cómo hasta ahora "nunca" había expuesto trabajos de la década de los 90 en adelante.

Por ello, la muestra que será inaugurada esta tarde en Ávila alberga "lo más moderno y contemporáneo" de una colección integrada por 2.500 cuadros y unas 500 esculturas, de ahí que esta exposición suponga una oportunidad para ver obras que sólo habían estado en su casa.

"La mayoría de ellas no han sido vistas en público", ha añadido Bassat, que ha recordado cómo inició su colección en 1968, pagando con dificultad 6.000 pesetas, mientras que su última adquisición ha correspondido a un cuadro de la barcelonesa Laura Iniesta, que está presente en esta muestra de Ávila.

Así, entre las obras que pueden verse, destaca un autorretrato de Miquel Barceló, realizado en cartón por el artista mallorquín, o una escultura del valenciano Manolo Valdés, que recrea una menina, al igual que el barcelonés José Luis Pascual, cuya menina en hierro, da la bienvenida al visitante en el exterior del recinto.

Igualmente, pueden verse cuatro esculturas de mármol negro a cargo del barcelonés Sergi Aguilar, que según Bassat es considerado por muchos críticos como "uno de los escultores más importantes de España".

Asimismo, llama la atención el cuadro del también barcelonés Luis Barba, quien realiza de la obra de El Bosco "El jardín de las delicias" una reinterpretación "con gran ingenio y de forma transgresora".