Diario Vasco

Valladolid, 13 oct (EFE).- El Recoletas Atlético Valladolid aspira a seguir sumando puntos ante un rival en racha ascendente como el Bidasoa Irún, que ha ganado sus dos últimos encuentros ante Benidorm y Logroño, tras un inicio con dudas, y que por tanto buscará mantener esa progresión en Huerta del Rey.

Lo ha advertido hoy el técnico vallisoletano Nacho González en rueda de prensa, en la que ha detallado los puntos claves del encuentro que enfrentará mañana a su equipo ante el conjunto vasco, los cuales pasan por "encontrar la estabilidad en el juego" que ha faltado en encuentros como Cangas o Cuenca.

"En algunos partidos estamos ofreciendo una cara mala y otra buena, y tenemos que ser capaces de encontrar una regularidad, aunque ya sabemos que es difícil por nuestro perfil de plantilla, con gente muy joven que va creciendo de forma paulatina", ha explicado.

En opinión de González, "Bidasoa cuenta con un buen bloque, que mantiene desde su etapa en División de Honor B, con dos jugadores de calidad por puesto más dos defensores y dos buenos porteros como Ledo y Zubiría, y que además se ha reforzado bien con gente como Renaud y Salinas".

Además, el cuadro dirigido por Jacobo Cuétara cuenta con "una defensa grande e intensa con Popovic, Mikel Redondo y Markel Beltza en el centro del 6:0, que también hace un gran trabajo con el 5:1 y el internacional Kauldi como avanzado", ha añadido.

Asimismo ha incidido en la importancia del trabajo de sus dos centrales, "Jon Azcue y Borja Lancina", que completan un equipo que "ha ido de menos a más y que seguro que va a seguir subiendo posiciones en la tabla".

Los vallisoletanos han tenido diez días para preparar este choque, tras jugar ante el Cuenca el anterior miércoles y sufrir una derrota, fruto de un mal comienzo, y Nacho González confía en que sus jugadores sean capaces de saber enmendar errores y hacer mañana un buen partido.

Podrá contar con toda la plantilla, aunque hay "algún jugador tocado" para tratar de obtener un nuevo triunfo que les permita estar "en una posición inmejorable", si bien ha dejado claro que "la liga todavía no refleja lo que debe ser, ya que hay equipos a los que les está costando arrancar pero que van a estar arriba".