Diario Vasco

Huelva, 13 oct (EFE).- Las acusaciones particulares en el doble crimen de Almonte (Huelva), en el que en abril de 2013 perdieron la vida una niña de 8 años y su padre, creen que la motivación del veredicto de "no culpabilidad" para F.J.M., el único acusado por estos hechos, es "insuficiente y absurda".

Así lo han manifestado en rueda de prensa Gustavo Arduán, abogado de los padres y abuelos de las víctimas, e Inmaculada Torres, letrada de Marianela Olmedo, mujer y madre de las víctimas, yendo más allá el hermano y tío, Aníbal Domínguez, que la ha tachado de "auténtica chapuza".

Arduán ha incidido en que lo esgrimido para declarar la no culpabilidad de esta persona es "absolutamente insuficiente", lo que conlleva, a partir de ahora, "una cadena de motivaciones en las que vamos a basar nuestro recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA)", ya que la sentencia que ha de emitir la magistrada presidenta, Carmen Orland, ha de tener como base lo señalado por el jurado.

Ha considerado que el jurado "no da respuesta a las complejas cuestiones que se presentaron en el juicio, llega a una conclusión por arriba y la rellena por debajo con lo que les interesa".

"Llegan a la conclusión de que es imposible que F.J.M. haya sido autor de los hechos por el rango horario y a partir de ahí tiran de dos testigos, su exnovia y una compañera de trabajo, que le dan coartada en el supermercado, que no compartimos que dijeran lo que dice el jurado ni que fueran tan puros como señalan en el acto", ha señalado.

Con respecto a los plazos, ha indicado que la sentencia podría estar en unos 15 días y a partir de ahí se presentará el recurso de apelación ante el TSJA, que esperan se resuelva en algo más de un mes, y después, con independencia de su decisión, el caso llegará al Supremo bien sea por su parte, porque el alto tribunal andaluz decida en el mismo sentido, o bien por parte de la Defensa en caso contrario.

Por su parte, Inmaculada Torres, ha tachado la valoración de la prueba que ha hecho el jurado de "falta de sentido, absurda, sin la más mínima coherencia", y ha indicado que "no se pueden basar para dictaminar la no culpabilidad de una persona en dos testimonios de la defensa; un juicio de un mes se lo han despachado en dos testigos, la familia se merecía una explicación mayor".

La letrada ha afirmado que el jurado "consciente o inconscientemente, ha pasado por alto" la mayoría de las pruebas practicadas, y ha lamentado que den credibilidad a su cliente en toda su declaración salvo en la forma en cómo lava las toallas en la que apareció el ADN de F.J.M., aduciendo su estado psicológico.

Por su parte, Aníbal Domínguez ha incidido en la situación de desamparo que sufre en estos momentos la familia, tras un veredicto que ha calificado de "chapuza", y ha hecho un llamamiento a los poderes del Estado, al CGPJ, a la Fiscalía General, a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y a los ministerios de Justicia e Interior para que pongan cordura a este despropósito".