Diario Vasco

Erbil , 12 oct .- Las tropas kurdas han reabierto las dos carreteras que comunican la región autónoma del Kurdistán iraquí, que reclama la independencia, con Mosul (norte de Irak), después de haber recibido alertas de un posible ataque de las fuerzas iraquíes, informó hoy a Efe una fuente militar kurda.

Tras diez horas bloqueadas con trincheras y montones de arena, el responsable de las fuerzas kurdas conocidas como "peshmergas" en el puesto de control de Jazer -que comunica con Mosul-, Aref Tayfur, aseveró que ambas carreteras han sido reabiertas y que esta acción fue una "medida preventiva" de las autoridades de la región.

La fuente agregó que el movimiento de los ciudadanos en ambas carreteras se ha retomado, y agregó que los caminos "nunca se cerraron" para los convoyes humanitarios.

Adujo, por su parte, que "el movimiento comercial se retomará progresivamente durante las próximas horas".

El Consejo de Seguridad kurdo alertó ayer de que había recibido avisos sobre un "gran ataque" preparado por las fuerzas iraquíes en zonas cuya soberanía se disputan Bagdad y Erbil, como la ciudad de Kirkuk y las comarcas al norte de Mosul.

Las relaciones entre Bagdad y Erbil se han tensado tras el referéndum de independencia celebrado en las regiones del Kurdistán y los territorios disputados.

Esas zonas, entre las que está la ciudad de Kirkuk y alrededores, así como Diyala, Saladino y zonas de la provincia de Nínive, están ocupadas por las tropas kurdas desde que expulsaron al grupo yihadista Estado Islámico en 2014, aunque administrativamente pertenecen a Bagdad.

Kirkuk, ciudad rica en petróleo, es el principal centro de las tensiones entre ambos Gobiernos, y por el momento, Bagdad ha anunciado su intención de administrar la extracción de crudo de los pozos de Kirkuk.