Diario Vasco

Tokio, 12 oct (EFECOM).- La Bolsa de Tokio encadenó hoy su octava sesión de ganancias y se mantuvo en niveles no vistos desde hace casi 21 años, impulsada por el nuevo triplete de récords en Wall Street y las perspectivas favorables para la continuidad del primer ministro Shinzo Abe tras las elecciones de este mes.

El índice de referencia Nikkei avanzó 73,45 puntos, un 0,35 %, y quedó en los 20.954,72 puntos, su mejor nivel desde noviembre de 1996; mientras el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, ganó 3,32 puntos, un 0,2 %, hasta situarse en 1.700,13 unidades.

El parqué tokiota abrió la negociación con ganancias contagiada por el buen desempeño de Nueva York el miércoles, cuando sus tres índices de referencia alcanzaron cifras récord ante la posibilidad de que la Reserva Federal estadounidense (Fed) suba los tipos de interés antes de fin de año.

Tokio también se vio positivamente influenciada por las perspectivas de una continuidad del primer ministro Shinzo Abe en las elecciones del 22 de octubre, expectativas fundamentadas en los últimos sondeos de los medios de comunicación, que apuntan a que el partido de Abe logrará escaños suficientes para obtener la mayoría.

"Los inversores dieron la bienvenida a una continuidad de (las políticas de estímulo de) 'Abenomics'", indicó el analista Akira Tanoue, de Nomura Securities, en declaraciones a la agencia Kyodo.

Los analistas consideran que la tendencia alcista en Tokio podría prolongarse, dado que el mercado parece no estar recalentado.

El sector de la información y la comunicación lideró los avances, seguido por el de los servicios y el del transporte terrestre.

La siderúrgica Kobe Steel avanzó hoy un 0,46 % tras dos sesiones de desplomes en los que acumuló una caída de casi el 36 %, a raíz del escándalo de falsificación de datos técnicos de sus productos.