Diario Vasco

Madrid, 12 oct (EFE).- El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, y el del Grupo Planeta, Josep Creuheras, dos de las compañías que han llevado sus sedes fuera de Cataluña por el desafío secesionista, han sido algunos de los empresarios que han acudido hoy a la recepción de los Reyes por el Día de la Fiesta Nacional.

Oliu y Creuheras han formado parte del grupo de directivos que han saludado a don Felipe y doña Letizia en el Salón del Trono del Palacio Real, en un acto al que han asistido más de 1.500 invitados.

También han acudido otros directivos de empresas catalanas, como el presidente de la Cámara de Comercio de España y de Freixenet, José Luis Bonet, y el de la patronal catalana Foment del Treball y vicepresidente de la CEOE, Joaquim Gay de Montellá.

La recepción por la Fiesta Nacional ha tenido lugar en el contexto de la fuga de empresas ante la incertidumbre que está provocando el proceso soberanista.

Unas 40 compañías han mudado su sede social a otras ciudades españolas, entre ellas, Caixabank, Banco Sabadell, Abertis, Gas Natural Fenosa, Cellnex, Colonial, Grupo Planeta o Catalana Occidente.

Además de los directivos catalanes, han estado en el Palacio Real otros presidentes de grandes compañías, como el de Telefónica, José María Álvarez-Pallete; el de Inditex, Pablo Isla; el de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; el de El Corte Inglés, Dimas Gimeno; el de Indra, Fernando Abril-Martorell, y el de Técnicas Reunidas, José Lladó.

También han acudido el presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián; el vicepresidente del Santander, Matías Rodríguez Inciarte; y la consejera de FCC, Alicia Alcocer Koplowitz, entre otros.