Diario Vasco

Gijón, 12 oct (EFE).- El entrenador del Sporting, Paco Herrera, afirmó hoy que se ha marcado como objetivo cerrar la semana con los nueve puntos en disputa en seis días, con una victoria ante el Huesca, rival que ha calificado de "muy difícil y complicado".

Para el técnico rojiblanco, "el equipo está encontrando la regularidad que no puede perder" y aunque reconoció que había notado jugadores "un poco cansados" recalcó que "este grupo tiene una voluntad de hierro que le hace superar momentos difíciles".

Sobre el juego del equipo, que no es del agrado de la afición, Herrera afirmó que "jugar bien en Segunda es mucho más complicado que en Primera".

"No doy importancia al mal inicio de algunos equipos, porque hay equipos que han empezado muy bien, pero pueden ir bajando el nivel, y otros que empiezan con dudas, que pueden acabar arriba", manifestó, no obstante el entrenador rojiblanco.

Sobre la presencia de Michael Santos en la convocatoria, Herrera indicó que esperará a mañana para saber "si estará en el equipo inicial o ayudará desde el banquillo" y en cualquier caso considera que el delantero "está bien" y ya ha superado las molestias sufridas tras el golpe recibido del portero del Sevilla Atlético.

En los últimos partidos, Álex Bergantiños ha sido de los más destacados y Herrera recuerda que el propio jugador manifestó que "era un futbolista diesel" que tarda en coger la forma, pero luego cuando la coge "la mantiene durante mucho tiempo y ahora ya está en un buen momento".