Diario Vasco

A Coruña, 12 oct (EFE).- Pedro Mosquera, centrocampista del Deportivo, ha completado por primera vez un entrenamiento desde que se lesionó en septiembre y podría estar a las órdenes de su técnico, Pepe Mel, para el partido del domingo ante el Eibar, en el que el técnico está pendiente del suizo Fabian Schär, que es duda para ese encuentro.

Mosquera ultima el proceso de recuperación de una lesión de grado 2 (rotura) en el aductor mayor de la pierna derecha y, de los lesionados del equipo, es el único que cuenta con opciones de recibir el alta médica a tiempo para el compromiso de Ipurua, correspondiente a la octava jornada de LaLiga Santander.

Su técnico está pendiente de su evolución y la de otros jugadores de la plantilla como el suizo Fabian Schär, que desde que regresó de su selección ha estado al margen del grupo por molestias musculares en los isquiotibiales de ambas piernas.

Además, Mel está atento al regreso de los también internacionales Fede Valverde (Uruguay) y Celso Borges (Costa Rica), que en la madrugada del miércoles (hora española) tuvieron partidos con sus combinados nacionales.

Para el encuentro de Ipurua están descartados los lesionados Adrián López (lesión muscular), Lucas Pérez (fuerte contusión en el músculo crural) y Carles Gil (pubalgia).

Por lo visto en la sesión de trabajo, si Schär, Borges y Valverde no están en condiciones de ser titulares, cederían sus puestos a Arribas, Mosquera y Bakkali, mientras que el internacional rumano Florin Andone ocupará el puesto que deja Lucas Pérez en la punta del ataque.