Diario Vasco

Motegi , 12 oct .- El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), líder del mundial de MotoGP reconoció que en su caso preferiría "una carrera en seco", pero aun así considera que puede "estar entre los cuatro primeros en cualquier condición".

"La gente lo ve fácil, pero son dieciséis puntos, que no es nada con Dovizioso y 28 con Maverick. Todo está muy apretado, pero hasta ahora en todas las condiciones me he podido defender, aunque se te puede dar mejor o peor pero podemos estar entre los primeros en cualquier condición", afirmó Marc Márquez

"Está claro que es mejor tener dieciséis puntos de ventaja; teniéndolos en caso de errores -toquemos madera que no sea así-, siempre estarás dentro de la pelea y si lo hacen ellos y fallan ya están fuera de la pelea", comentó el piloto de Repsol Honda.

En cualquier caso, Marc Márquez se mostró de acuerdo con las declaraciones del italiano Andrea Dovizioso en el sentido de que no hay nada decidido. "Es la tónica de todo el año, ya que en circuitos que parece que ibas a ir bien llegas al viernes, a los primeros libres, y vas muy mal, o al contrario".

"De momento estamos en Japón, la siguiente será en Australia, pero hay muchos factores, pueden pasar muchas cosas, puede llover y producirse cosas que influyan en el resultado, como la elección de los neumáticos y por eso hay que dar el ciento por ciento en cada sesión y estar preparados lo más posible para el domingo", recalcó el piloto de Repsol.

"Ya lo dije en Misano y Aragón, a la mínima que tienes la posibilidad para sumar un punto más tienes que hacerlo ya que no sabes lo que va a pasar en las siguientes carreras, no sabes si en Valencia lo echarás de menos y tal y como está el campeonato hay que intentarlo y mi mentalidad sigue siendo la misma", recordó Márquez.

En cuanto a los nervios de la situación, Marc Márquez resto importancia al señalar que "está claro que hay la tensión, sana y necesaria, porque te estas jugando el título, y después de todo lo que has hecho si no lo rematas no sirve para nada, pero sabemos y somos conscientes de que el campeonato se puede ganar o perder igual de fácil y al final hay que seguir como hasta ahora porque ésta es la dinámica buena".

"La presión ya la tienes por jugarte el título y tendría más presión si fuese el perseguidor, más necesidad, porque sabes que no puedes fallar y tienes que atacar, pero me dan tranquilidad estas dos últimas carreras y no me hace perder intensidad, que es lo importante", indicó el piloto de Repsol.