Diario Vasco

La Haya, 12 oct (EFE) - Holanda es el país de la Unión Europea (UE) que más insectos vivos importa, con 390.000 kilos en el primer semestre de este año, cinco veces más que en 2012, según publicó hoy la Oficina Central de Estadística (CBS).

En total, Holanda importó insectos por un valor de 8,2 millones de euros, un 40 % procedente de Israel, lo que la sitúa a la cabeza de la Unión Europea, por delante de Bélgica y Francia.

Los tres países representan el 60 % del total de las importaciones de este tipo en la región.

Mientras que las abejas eran hasta hace dos años la especie más importada, desde 2015 son insectos como las avispas parasitarias o los saltamontes los más demandados.

"La mayor parte de estas especies se utiliza como protección natural para los cultivos de agricultura ecológica, algo que en los últimos años está creciendo mucho en Holanda", declaró a EFE la portavoz de la Oficina Central de Estadística, Marjolijn Jaarsma.

Si bien la mayoría de los insectos vivos se destina a la agricultura, saltamontes, grillos o gusanos de la harina se importan principalmente para el consumo animal, como alimento para serpientes y otros reptiles.

Recientemente, además, se han comenzado a usar en la alimentación humana.

"Una conocida cadena de bagels o panecillos ofrece la versión con insectos, que además de tomates secos contiene grillos y gusanos" detalló Jaarsma.

Durante el primer semestre de 2017, las importaciones apícolas registraron un valor de 2,5 millones de euros, menos de la mitad de las importaciones del resto de especies, que alcanzaron los 5,7 millones de euros.

Cerca de un tercio de todos los insectos importados vuelve a exportarse, con México como principal país de destino, con un 30 % del total de las exportaciones holandesas.