Diario Vasco

Beirut, 12 oct (EFE).- Las fuerzas gubernamentales sirias arrebataron hoy al grupo terrorista Estado Islámico (EI) parte de la ciudad de Al Mayadín, en la provincia nororiental de Deir al Zur, en una nueva embestida en esta urbe de la que fueron expulsadas hace cuatro días.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, los efectivos leales al presidente Bachar al Asad, apoyados por la aviación de Rusia, han tomado el 30 % de la población, "capital de la provincia de Al Jair", una de las divisiones administrativas impuestas por los radicales en los territorios que dominan.

La ONG apuntó que las autoridades progresaron en Al Mayadín tras irrumpir en ella esta mañana y avanzaron desde la zona de Al Filat hasta el este del área industrial.

El Observatorio agregó que las tropas fieles al Gobierno de Damasco han conseguido también entrar en el pueblo de Buqros al Tahtani, al noroeste de Al Mayadín, y lo han conquistado parcialmente.

La agencia de noticias oficial siria SANA se limitó a informar del progreso de los soldados por la zona industrial y el distrito de Al Balum, de Al Mayadín, así como la toma de la localidad de Al Tiba, adyacente a la ciudad.

El director del grupo de activistas Deir al Zur 24, Omar Abu Leila, dijo a Efe por teléfono que "la situación en Al Mayadín es todavía confusa".

"El régimen todavía no controla nada, pero lo está intentando y se espera una gran reacción del 'Dáesh' (acrónimo en árabe de Estado Islámico)", señaló.

Abu Leila reiteró que actualmente no hay civiles en Al Mayadín, ya que han huido en las últimas semanas de los bombardeos y disparos de artillería.

Aseguró que en el interior hay un gran número de combatientes del EI porque Al Mayadín es el gran bastión que seguía totalmente bajo el dominio de los yihadistas en Deir al Zur.

El Observatorio destacó que unos 1.000 combatientes extranjeros del EI han llegado en las últimas 72 horas a la provincia procedentes de Irak.

Esos guerrilleros se agrupan dentro de una sección del EI que se hace llamar "Al Qaradish", integrada por milicianos de Uzbekistán, Tayikistán y Turkmenistán, que ha asumido el liderazgo de la operación en Al Mayadín

La escalada de la violencia en esta área ha suscitado la preocupación del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), que ha recibido informaciones "alarmantes" sobre la supuesta destrucción de un almacén de vacunas durante los choques en esta urbe.

En un comunicado, el director de Unicef para Oriente Medio y África, Geert Cappelaere, precisó que su organismo está tratando de verificar las noticias sobre la destrucción del almacén, acondicionado para mantener el frío, y que, de confirmarse, supondría la pérdida de 140.000 dosis de vacunas.

Al Mayadín fue el epicentro de un brote de poliomielitis que hasta ahora ha causado parálisis a 48 menores desde marzo de 2017, y que ha sido el segundo detectado en Siria desde el inicio del conflicto en este país en marzo de 2011.

Por otro lado, la prensa británica afirmó hoy que la conocida como la "viuda blanca" del EI, Sally Jones, murió en junio pasado por el ataque de un dron estadounidense cuando trataba de huir de Al Raqa a Deir al Zur, lo que no ha sido corroborado por la coalición internacional, liderada por Estados Unidos.

El diario The Sun, que citó a fuentes de los servicios secretos de EEUU, reveló que Jones, de 50 años y oriunda del condado de Kent (sureste de Inglaterra), perdió la vida junto a su hijo Jojo, de 12 años.

El portavoz de la coalición, Ryan Dillon, reconoció en su cuenta de Twitter que no puede confirmar esta noticia sobre "la muerte de la propagandista del EI Sally Jones como resultado de un bombardeo de la coalición".

The Sun detalló que Jones se convirtió al islam y viajó a Siria con su hijo para casarse con un destacado miembro del EI, Yunaid Husain, un informático de Birmingham, de 21 años.

En el país árabe, la mujer era una de las más importantes figuras dedicadas a reclutar combatientes para los extremistas, dedicada a captar a chicas para que viajasen al territorio sirio para casarse con miembros del EI, señaló el rotativo.