Diario Vasco

Lisboa, 12 oct (EFE).- La fiscal general de Portugal, Joana Marques Vidal, mostró hoy su confianza en la "solidez" de la acusación contra el ex primer ministro José Sócrates, a quien la Fiscalía acusa de 31 delitos de corrupción, fraude fiscal, blanqueo de capitales y falsificación de documento.

"Confío en la solidez de esta acusación (...). Cuando la Fiscalía decide emitir acusación es porque considera que hay indicios mínimos y suficientes para ir a juicio", declaró a periodistas al margen de un acto en Figueira da Foz, en el norte del país.

La fiscal respondió así después de que los abogados de los dos principales acusados del caso, Sócrates y el exbanquero Ricardo Salgado, hayan calificado las acusaciones de "infundadas" y aseguraran que sus clientes no cometieron los delitos que se les atribuyen.

Ante estas quejas, Marques Vidal subrayó que la Fiscalía no se "inventa" los procesos y que inicia las investigaciones porque existen hechos y documentos que así lo exigen.

"No vamos en busca de nada y no inventamos procesos, sea en la situación que sea", dijo.

Desde el inicio del proceso, Sócrates y sus abogados han denunciado en numerosas ocasiones una persecución del primer ministro por la Fiscalía e incluso han defendido que su detención se produjo para evitar que se presentase a las elecciones presidenciales de Portugal.

También criticaron la demora en presentar acusación, lo que llevó a Sócrates a interponer una denuncia al Estado portugués por "incumplir los plazos legales de la investigación".

Según la acusación de la Fiscalía, divulgada este miércoles, el que fuera jefe del Gobierno luso entre 2005 y 2011 acumuló a través de cuentas suizas más de 24 millones de euros que presuntamente le pagaron banqueros y empresarios a cambio de favores.