Diario Vasco

Lisboa, 12 oct (EFE).- Los abogados del exbanquero portugués Ricardo Salgado, acusado de 21 delitos de corrupción en la "Operación Marqués", en la que está involucrado el ex primer ministro José Sócrates, calificaron hoy de "infundada" esta acusación e instaron a respetar la presunción de inocencia.

"Ricardo Salgado no cometió ningún delito y esta acusación es totalmente infundada", aseguró en una rueda de prensa en Lisboa el portavoz de la defensa del exbanquero.

Salgado, presidente del Banco Espírito Santo (BES) entre 1992 y 2014, cuando la entidad se derrumbó, fue ayer acusado por la Fiscalía de 21 delitos de corrupción, blanqueo de capitales y fraude fiscal cualificado, entre otros.

El Ministerio Público cree que, mientras estaba al frente del BES, pagó a Sócrates para que éste, como primer ministro, favoreciese su estrategia en Portugal Telecom (PT), compañía de la que el banco era accionista.

Sus abogados remarcaron que no es posible que la Fiscalía tenga "pruebas de ningún tipo", al expresar que en el "único interrogatorio" al que se sometió Salgado "no se le presentaron hechos y pruebas, sino suposiciones y presunciones sin ningún soporte".

Agregaron que la vinculación de su defendido con la "Operación Marqués" es una suerte de estrategia para dar visibilidad mediática a la investigación.

Asimismo, apelaron a respetar la presunción de inocencia ante un proceso que, aseveraron, "infringió todas las reglas de decencia", ya que conllevó una "sistemática violación del secreto de justicia con el claro objetivo de condenar en la plaza pública" a su cliente, que llevará su defensa "hasta las últimas consecuencias".

Junto con Salgado, la Fiscalía acusó a otras 18 personas y nueve empresas en el marco de la Operación Marqués.

Entre ellas está Sócrates, quien gobernó Portugal entre 2005 y 2011 y que, según la Fiscalía, acumuló a través de cuentas suizas más de 24 millones de euros que presuntamente le pagaron banqueros y empresarios a cambio de favores.