Diario Vasco

París, 12 oct (EFE).- La residencia de Mougins, en el sur de Francia, donde el pintor español Pablo Picasso pasó los últimos años de su vida y donde falleció en 1973, fue subastada hoy y adjudicada a un financiero neozelandés por algo más de 20 millones de euros, informaron hoy medios locales.

Bautizada como Mas de Notre Dame de Vie, la casa fue atribuida por el precio de salida en la subasta, organizada por la inmobiliaria holandesa R365, filial del grupo de subastas Christie's, y que tuvo lugar en el Tribunal de Gran Instancia de Grasse.

El comprador fue Rayo Withanage, un hombre de negocios neozelandés de origen ceilandés, fundador de la inversora inmobiliaria BMB.

El artista malagueño compró la casa en 1961 e hizo de ella su taller, donde trabajó y residió hasta su muerte.

En ella vivió también hasta que se suicidó en 1986 Jacqueline Roque, su última esposa. Catherine Hutin-Blay, la hija de esta y del ingeniero André Hutin, heredó la casa y la vendió a la inmobiliaria por 12 millones de euros.

La residencia tiene 1.700 metros cuadrados habitables y está rodeada de más de tres hectáreas de terreno con vistas a Cannes y al Macizo de Esterel.

Tres plantas acogen 32 estancias, incluidos 15 dormitorios y 12 cuartos de baño. Asimismo, una pista de tenis, una piscina, un spa y una cava de vinos completan la lujosa residencia.