Diario Vasco

Málaga, 12 oct (EFE).- El delantero Borja Bastón y el defensa uruguayo Federico Ricca se incorporaron este jueves al entrenamiento de la plantilla del Málaga, tras estar ausentes días anteriores por diversas mermas físicas, y podrían llegar al partido del domingo en La Rosaleda ante el Leganés.

Borja Bastón, con un problema muscular, no pudo jugar en la anterior jornada frente al Sevilla y Ricca tuvo que retirarse en ese partido disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán por una rotura fibrilar.

Este jueves ambos trabajaron prácticamente durante toda la sesión y aún tendrán dos entrenamientos más antes del partido para comprobar si pueden ser utilizados por el técnico, Míchel González, para el encuentro del domingo.

El central Luis Hernández ya está restablecido del esguince de tobillo que le impidió medirse al Sevilla y será titular en el eje de la zaga ante el Leganés.

El central Diego González y el portero turco Cenk Gönen 'Cengo', por su parte, continuaron en el gimnasio con la rehabilitación de sus lesiones.

El nuevo director deportivo del club, el argentino Mario Husillos, estuvo presente en el entrenamiento, que se desarrolló en el estadio Ciudad de Málaga, y se reunió con los técnicos y jugadores del primer equipo.