Diario Vasco

El Cairo, 12 oct (EFE).- El Tribunal de Casación de Egipto revocó hoy un fallo a cadena perpetua contra el destacado activista egipcio Ahmed Duma por supuestamente haber cometido "actos de violencia" en 2011 frente a la sede del Consejo de Ministros en El Cairo, informó la agencia estatal de noticias MENA.

La fuente aclaró que el Tribunal de Casación aceptó una repetición del juicio ante un juzgado diferente al tribunal penal de Guiza que sentenció a Duma a cadena perpetua -que equivale en Egipto a 25 años de cárcel-, así como a otras 229 personas por el mismo caso, en febrero de 2015.

La Fiscalía de apelación había pedido al tribunal que rechazara el recurso presentado por Duma y confirmara la sentencia del tribunal penal de Guiza que le condenó.

El abogado del activista, Jaled Ali, solicitó por su parte apelar la sentencia y repetir el juicio, dado que el fallo era "ilegal" y "se cometió un error en su aplicación".

Otras 39 personas fueron condenadas a diez años de prisión y una multa conjunta de 17 millones de libras (2,22 millones de dólares) por los mismos disturbios, que se desarrollaron frente al Consejo de Ministros en 2011.

El bloguero Ahmed Duma negó durante el juicio haber cometido alguno de los delitos que se le imputaban y aseguró que no participó en ningún acto de violencia.

Duma, que también estuvo en prisión durante el mandato del depuesto presidente islamista Mohamed Mursi (2012-2013), fue condenado en diciembre de 2014 a tres años de prisión por insultar a los jueces en otro proceso.

En otra causa, el pasado 27 de enero de 2015, el Tribunal de Casación de Egipto emitió una sentencia definitiva de tres años de cárcel contra tres destacados activistas, entre ellos Duma, por manifestarse sin autorización y agredir a la policía.

El activista es una de las caras conocidas de los jóvenes que lideraron la revolución egipcia de 2011 y que se encuentran actualmente en prisión.

Centenares de jóvenes han sido encarcelados desde 2013 en Egipto bajo la ley de protestas, que impone duras penas de prisión y multas a los que se atrevan a manifestarse sin autorización previa en las calles de Egipto.