Diario Vasco

Jumilla, 11 oct (EFE).- José Francisco Grao "Pato" se ha mostrado hoy seguro de revertir la situación del Fútbol Club Jumilla, entidad a cuyo banquillo ha llegado en sustitución de Ángel Cuéllar, y en su presentación ha indicado que nota "la confianza" depositada en él y que está "preparado" para enderezar el rumbo de un equipo que ocupa puesto de descenso a Tercera División.

Pato, joven técnico alicantino de 39 años pero con bastante experiencia como entrenador en clubes como el Orihuela, el Cartagena, el Arroyo y La Roda, ha sido presentado esta tarde horas después de haber sido contratado.

Pato ha estado acompañado por el director deportivo del club, Guillermo Fernández Romo; y por el secretario técnico, Pedro Asensio.

Fernández Romo ha agradecido "el esfuerzo y la dedicación" del destituido Cuéllar y ha declarado que el relevo era "la mejor decisión" ante la mala marcha de un equipo que es el decimoctavo clasificado del grupo IV de Segunda B con cuatro puntos sumados y no ha ganado todavía, pues con el pacense al mando había empatado cuatro encuentros y perdido otros cuatro.

El nuevo inquilino del banquillo blanquiazul ha transmitido seguridad e ilusión.

"La Segunda B es una categoría muy complicada, pero esta plantilla tiene potencial. El club ha dado un paso adelante en cuanto a profesionalización y buscaremos esos resultados, que es lo único que hace falta y que esperamos que vayan llegando poco a poco de cara a contar con mayor estabilidad", ha indicado con respecto a su nuevo equipo.

Éste es el tercer proyecto que arranca en una situación similar a la que vive el conjunto jumillano, pero Pato no tiene reparos.

"Soy un trabajador y si no estuviera preparado para hacer reaccionar a este grupo no estaría aquí. Denoto la confianza que han depositado en mí para revertir la situación y confío que eso va a suceder", ha señalado el de Orihuela.

El oriolano debutará el domingo a las doce del mediodía frente al Granada B, que es el líder, en el campo municipal de La Hoya dentro de la novena jornada del campeonato liguero.

"Es el mejor rival que podría tocarnos, el líder, porque no tenemos nada que perder", ha señalado al tiempo que ha indicado que deben "aunar esfuerzos y ser un bloque sólido, fuerte y con alma".

"A partir de ahí, cogiendo confianza y seguridad podremos ir creciendo", ha añadido.